¿Tienes un gato? ¿Sí? Entonces, estarás conectado con el lenguaje corporal de tu gato y sabrás qué es lo que quiere en cada momento, aunque, a veces, seguro que te es muy difícil adivinar qué es lo que te quiere decir o ¿no?

La cola, las orejas, los ojos, los bigotes… son fundamentales para descifrar si tu gato está enfadado, feliz, enfermo, tiene hambre, etc. Hoy queremos hablar de la cola del gato y sus movimientos, ¿nos acompañas?

La cola les sirve a los gatos para comunicarse tanto con nosotros como con otros gatos. Es suave y tiene una gran movilidad, puede enroscarse, moverse hacia arriba, abajo a los lados... y podemos saber cómo se siente el felino.

  • Una cola hacia arriba. Significa felicidad y que está contento. La cola puede estar completamente recta o con la puta doblada, en ambos casos suelen ser señales amistosas.
  • Una cola de “signo de interrogación”. Esta posición indica que tu gato te está ofreciendo una cálida bienvenida y está encantado de volver a verte.
  • Cola semi alzada en posición vertical. Cuando el gato no tiene totalmente alzada la cola y la tiene inmóvil suele denotar inseguridad. Además, si la mueve de un lado a otro es que está pendiente de algo.
  • Cola enrollada alrededor del cuerpo. Cuando un gato está sentado y su cola está pegada a su cuerpo, quiere decir que está tranquilo.
  • Cola agachada. Deberás estar alerta, ya que el gato, ante esta posición, te está indicando que el gato tiene miedo o está incómodo. Además, lo acompaña con orejas hacia atrás y pupilas dilatadas.
  • Cola erizada. ¡Ten cuidado! Si ves que tu gato está así, es muy probable que tu gato se esté preparando para atacar. Además, esta forma suele ir acompañada por un arqueamiento de la espalda.
  • Sacudiendo la cola de un lado a otro. Es el movimiento más conocido por todos. Cuando la cola ondea de un lado a otro expresa intranquilidad o inseguridad ante una situación.

En definitiva, las partes del cuerpo del gato no pueden analizarse por sí solas sino que deberás prestar atención al conjunto de señales, que te darán pistas, sobre qué estado de ánimo tiene tu peludo en cada momento. Y recuerda, proteger siempre a tu mascota con el mejor seguro.

Y tú, ¿ya sabes qué quiere decirte tu gato? ¡Déjanos tu opinión!