Viajar con seguridad en el coche, habiendo atendido a su mantenimiento antes de lanzarnos a la carretera en época de vacaciones, es lo primero que nos debe preocupar cuando nos disponemos a realizar un viaje.

Una vez atendidas estas prioridades, el aspecto de tu vehículo es otro de los puntos a los que debes prestar atención si te preocupa mantener la carrocería, la tapicería y el interior del coche en buen estado.

En este post vamos a centrarnos en el cuidado del exterior de tu vehículo. Es importante que atiendas al cuidado de la carrocería en verano, una época del año que agrupa diversos factores propicios a estropearla, sobre todo en las zonas costeras.

Los desplazamientos a la playa en verano son frecuentes, pero debes tener en cuenta que elementos como el sol, el salitre del mar, la arena y los mosquitos, pueden deteriorar la carrocería.

Para que esto no ocurra, a continuación, te ofrecemos 5 consejos para el cuidado de la carrocería del coche en verano:

  1. Cuidado con la exposición de tu coche al sol: la exposición excesiva a los rayos del sol y al calor pueden deteriorar la pintura. Para proteger tu coche del sol, procura estacionarlo en zonas donde siempre dé la sombra. Si tienes posibilidad de mantenerlo resguardado en un garaje, no lo dudes y hazlo siempre que no vayas a conducir. Si no hay posibilidad de resguardar tu coche del sol, cubrirlo con una lona puede ser una buena opción para cuidar de la carrocería de tu vehículo.
  2. Lava tu coche con frecuencia: sobre todo en zonas de costa donde la arena se puede acumular resultando un material muy abrasivo para la carrocería. Retira la arena primero con abundante agua antes de frotar la superficie, para evitar arañazos.
  3. El salitre presente en las zonas de costa puede ser muy corrosivo. Para cuidar la carrocería del coche, lávala con frecuencia para no dejar que la salinidad entre en acción. Un desengrasante puede ayudar a eliminar el salitre incrustado.
  4. Repara los golpes o arañazos lo antes posible. Las zonas dañadas son como heridas abiertas para tu coche que propician la corrosión de la carrocería.
  5. Elimina los restos de mosquitos o de excrementos de pájaros rápidamente para que no se endurezcan. No olvides también limpiar con cuidado los cristales del coche para no dañar la superficie con los restos endurecidos o resecos de arena o mosquitos.