Alquilar un coche para las vacaciones o para desplazarnos en cualquier tipo de situación en lo que lo necesitemos, es un acto muy común que muchas personas prefieren, ya sea porque no cuentan con un vehículo propio, ya sea porque no les interesa moverlo para ese cometido.

Se trata de un trámite sencillo que aporta un servicio cómodo y asequible. Pero hay ciertos datos que debes saber si quieres alquilar un coche. Conocerlos te evitará llevarte sorpresas de última hora. Toma nota de los siguientes consejos que te pueden resultar de gran utilidad para alquilar un coche sin contratiempos:

  • Lo primero que debes procurar es hacer una reserva de tu coche de alquiler con suficiente tiempo de antelación, sobre todo en temporada alta en la que se trata de un servicio muy solicitado. Procura realizar el trámite con algunas semanas de antelación. No te confíes pensando que el mismo día que vas a necesitar tu coche de alquiler, vas a acudir al establecimiento correspondiente sin haber hecho reserva, y lo van a tener disponible para ti. Para evitar este tipo de contratiempos, reserva con antelación.
  • Conoce los requisitos para alquilar un coche que suelen exigir la mayoría de las empresas. Entre ellos, por supuesto se encuentra el de contar con carné de conducir. Este es, claro está, un requisito evidente. Pero puede haber otros que quizás desconozcas. Por ejemplo, uno de los requisitos más habituales en muchas compañías de alquileres de coches, es el de exigir una edad mínima de 21 años al cliente que pretende alquilar. Algunas compañías incluso solicitan más edad. Antes de alquilar recuerda informarte bien de este tipo de requisitos.
  • Antes de dar uso a tu coche de alquiler, no dudes en revisar su estado interno y externo. Cualquier arañazo, golpe, avería o rotura que detectes en su carrocería o en cualquiera de sus piezas, no dudes en comunicarlo antes de sacar el coche del establecimiento. Las compañías anotan todos los desperfectos que el coche tiene antes de que un cliente se lo lleve. Si el cliente devuelve el vehículo con un desperfecto que el vehículo no tenía antes, es muy probable que el establecimiento le exija el pago de dicho desperfecto. Pero aunque los desperfectos queden notificados antes de llevarte el coche, es posible que se les haya pasado por alto alguno. Para viajar con tranquilidad, busca desperfectos tú también y comunícaselo a la empresa, por si acaso y para evitar malos entendidos.