Utilizar el móvil, encenderse un cigarro, buscar en los bolsillos de los pantalones o fijar la temperatura del coche son algunas de las distracciones más peligrosas al volante y, en mucho caso, son la principal causa de un accidente de carretera.  Pero no todo este tipo de acciones son igual de comprometidas.

Según un estudio realizado por investigadores del Instituto Politécnico y la Universidad Estatal de Virginia, utilizar el móvil, leer o escribir algo o manejar la pantalla táctil con la que muchos coches ya están equipados, y sirve para manejar diversos controles, son actividades que aumentan significativamente el riesgo de accidente.

Por parte de los conductores, los investigadores trazan la línea en aquellas actividades que mantienen nuestros ojos apartados de la carretera menos de dos segundos, frente a las que nos distraen más de dos segundos. “Si los conductores desarrollan alarmas en su mente que les hagan mirar a la carretera en menos de dos segundos, no importa qué estén haciendo: el riesgo de accidente se reduce a la mitad en comparación con aquellos que apartan la mirada durante más de dos segundos”, asegura Mindy Buchanan-King, coautora de la investigación.

Los científicos también advierten de que quitar la vista de la carretera varias veces por una actividad ajena a la conducción aumenta el riesgo. Este peligro es mayor cuantas más veces desviamos la mirada y, con ello, la atención.

En cambio, otros comportamientos que se consideran habitualmente peligrosos si los realizamos mientras conducimos tienen un impacto menor de lo que creemos, según los investigadores. Mencionan, por ejemplo, la interacción con niños que viajan en el asiento de atrás como algo que no sólo no aumenta el riesgo de accidente, sino que incluso lo reduce.

Como curiosidad, según los datos estadísticos que manejan los científicos, maquillarse al volante no supone un riesgo, ya que ningún accidente de la base de datos con la que trabajaron se produjo mientras se realizaba esta actividad.

Artículo patrocinado por Fénix Directo