Son muchas las cosas que valoramos a la hora de comprar un coche, pero lo que no meditamos de manera consciente es en qué época del año nos planteamos realizar dicha compra. En cuanto a esta cuestión, los expertos indican que la primavera es la época preferida para comprar un coche.

Los meses de marzo, abril, mayo y junio son en los que se han producido más matriculaciones en los últimos años.

Si observan los datos del año 2016, sólo en el mes de mayo las ventas de los coches subieron un 21%.

¿Por qué aumentan las cifras de ventas en esta época del año? ¿Es la primavera la estación más recomendable para comprar un coche?

No es algo que el cliente se plantee de manera consciente. El motivo es que muchas personas ya tienen en mente realizar un viaje largo en coche de cara a las vacaciones. Es entonces cuando se plantean que quizás es el momento perfecto para comprar un vehículo nuevo, que suele coincidir con los meses que preceden a la época estival.

Los fabricantes de vehículos son conscientes de este hecho, por lo que ellos también colaboran a que las ofertas sean mucho más atractivas, lanzando promociones atrayentes y facilidades de financiación, lo que incentiva aún más la demanda ya de por sí disparada en estos meses del año.

Pero a pesar de que seas uno de los que siente que la primavera es la época preferida para comprar un coche, también debes ser observador y meticuloso a la hora de estudiar las ofertas que se te planteen. Optar por la primera forma de financiación que nos ofrece el concesionario de turno, en muchas ocasiones no tiene por qué ser la mejor decisión.

Si quieres conducir seguro tu coche nuevo, sabiendo que has adquirido la mejor compra disponible de ese modelo, no dudes en tomarte tu tiempo para realizar un estudio de mercado. Compara ofertas de diferentes establecimientos para quedarte con la mejor opción. Y en cuanto al modo de financiación, no te limites a concesionarios. Algunas entidades bancarias y de préstamos ofrecen, en muchas ocasiones, los denominados ‘préstamos coche’, con mejores condiciones que las que ofrece el propio concesionario.

También es muy recomendable que te tomes tu tiempo para navegar por Internet. La Red es un buen lugar para hacer un barrido rápido y de manera cómoda para comparar precios y ofertas sobre el modelo del coche en el que estás interesado.