Aunque todos tenemos claro que el mejor seguro de una moto es no tener que utilizarlo, nadie está a salvo de sufrir un accidente.

Estas situaciones también pueden darse con las motos de alquiler, uno de los servicios más demandados en los últimos tiempos, sobre todo para desplazarse por ciudad de manera rápida, sin sufrir los habituales atascos o los problemas de aparcamiento.

Pero ¿qué pasa si tienes un accidente con una moto de alquiler? Cuando el vehículo no es de nuestra propiedad parece que inconscientemente pensamos que podemos estar inmunizados ante el peligro de accidente. Pero aunque llevemos todos los accesorios imprescindibles para el motorista y seamos lo más precavidos posible, un accidente en moto puede darse en cualquier momento y por diferentes causas ajenas a nosotros.

Si la moto es de nuestra propiedad, todos tenemos claro qué debemos hacer y a qué compañía de seguros debemos llamar. Pero en el caso de sufrir un accidente con una moto alquilada, con quien debes ponerte en contacto es con la empresa de alquiler de este tipo de transporte.

En caso de accidente en moto, ya sea alquilada o no, antes de nada deberás comprobar, dentro de tus posibilidades, si hay algún herido. SI es así, a los primeros que se deberá avisar es a los servicios de asistencia sanitaria para que atiendan a los heridos lo antes posible. Esta será la prioridad.

Una vez atendidos los heridos, lo siguiente que debemos pensar es en quién se hará cargo de los daños de la moto. Esto depende de múltiples factores. No des por hecho que al tratarse de una moto de alquiler accidentada, será la empresa de alquiler la que corra con todos los gastos siempre, porque no siempre es así.

En el momento de alquilar la moto, la empresa correspondiente que te ofrece este servicio deberá facilitarte un teléfono de emergencias al que podrás llamar en caso de accidente o avería.

Lo más habitual es que una grúa sea enviada al lugar del accidente. Al tratarse de una moto de alquiler ¿es la empresa la que se hace cargo del coste de este servicio? En algunos casos sí, si está incluido en el contrato de alquiler que firmaste. Pero debes estar atento a las condiciones que firmas, porque hay ocasiones en las que, para que la empresa se haga cargo de este servicio, debes contratar antes un servicio adicional al contrato estándar.

En caso de que la moto sufra un fallo técnico en el que no ha existido ningún tipo de negligencia por tu parte, la compañía correrá con todos los gastos. Pero si la moto de alquiler sufre daños por una avería o accidente provocados por ti, deberás correr tú con los gastos. Aunque las motos de alquiler siempre cuentan con un seguro, este suele ser básico, para cubrir la responsabilidad civil obligatoria.

Para viajar tranquilo, debes saber que existen seguros más amplios, incluso a todo riesgo, que puedes contratar pagando una cantidad adicional.