Cuando hay pequeños en una casa puede resultar un problema buscar destinos para viajar con niños en verano.

Nuestros hijos tienen una energía desbordante y a veces puede parecer complicado satisfacer todas sus necesidades y sus gustos.

Por eso, viajar en caravana con niños puede resultar una magnífica opción. Se trata de un modo de viajar que ofrece mucha libertad de movimiento. Con una caravana llevamos la casa a cuestas y nos permite no sentirnos con la obligación de anclarnos en un sólo lugar.

Al viajar con niños en caravana podemos ofrecer a los pequeños de la casa un día de playa y al día siguiente un día de montaña. Podemos conocer una localidad y al día siguiente disfrutar de otro destino.

Además se trata de un medio de transporte muy diferente al tradicional coche. A los niños les encantará viajar en una casa con ruedas.

Pero como en cualquier desplazamiento, al viajar en caravana con niños hay 5 cosas que debes saber para garantizar un viaje seguro y cómodo para todos:

  1. Asegúrate de que cuentas con la documentación necesaria para remolcar una caravana o para circular con una autocaravana. El tipo de carné con el que debes contar dependerá del peso de la caravana. Un remolque de hasta 750 Kg puede ser trasladado con el carné convencional de tipo B sin que la caravana tenga que estar matriculada. En el caso de las autocaravanas, si pesan menos de 3.500 kg y no cuentan con más de 9 plazas, también podrán ser conducidas con el carné de tipo B. Recuerda que además de la documentación del vehículo, deberás contar con la documentación correspondiente a la caravana o autocaravana como ficha técnica, matriculación, homologaciones, etc.
  2. SI al viajar en coche con niños debemos seguir ciertas normas de seguridad, a la hora de viajar en caravana con niños ocurre lo mismo. Si es remolcada, ninguna persona deberá viajar dentro del remolque. Lo tendrán que hacer dentro del coche. En el caso de las autocaravanas, cada persona deberá viajar en su asiento correspondiente y con el cinturón de seguridad puesto.
  3. No descuides el buen estado de la caravana o autocaravana. Al igual que tu coche, tu caravana deberá pasar por el taller para que se le realice el mantenimiento correspondiente.
  4. Abastece tu caravana o autocaravana con todo lo necesario antes de partir. Piensa que al viajar con niños en caravana necesitarás todo lo que sueles utilizar en una casa: sábanas, papel, despensa de alimentos, utensilios de cocina, agua, etc.
  5. Estudia la ruta antes de viajar. No todos los destinos permiten la presencia de caravanas o autocaravanas. Asegúrate de que el lugar al que vas, permite que puedas aparcar tu peculiar medio de transporte para pernoctar y pasar algunos días allí, viviendo tu casa rodante.