En España, en determinados seguros de vida y accidentes y en todos los de daños directos a los bienes y pérdidas de beneficios se ofrece, a través del Consorcio de Compensación de Seguros, la denominada cobertura de riesgos extraordinarios.

El Consorcio de Compensación de Seguros es una entidad pública empresarial que, entre otras funciones, asume la cobertura de riesgos extraordinarios (de acuerdo a lo establecido en el Real Decreto 300/2004, de 20 de febrero) siempre que se haya satisfecho el recargo correspondiente a su favor. Dicho recargo va incluido en la prima total que cobran las compañías aseguradoras en los seguros que formalizan, por lo que para los asegurados es transparente.

El Consorcio de Compensación de Seguros indemnizará las pérdidas derivadas de acontecimientos extraordinarios ocurridos en España y que afecten a riesgos situados en ella. No obstante, también son indemnizables los daños sufridos por las personas derivados de acontecimientos extraordinarios ocurridos en el extranjero cuando el asegurado tenga su residencia habitual en España.

Por acontecimiento extraordinario se entienden los siguientes hechos:

  • Los siguientes fenómenos de la naturaleza: inundaciones extraordinarias, terremotos y maremotos, erupciones volcánicas, tempestad ciclónica atípica (incluyendo los vientos extraordinarios de rachas superiores a 120 Km/h y los tornados) y caída de meteoritos.
  • Los ocasionados violentamente como consecuencia de terrorismo, rebelión, sedición, motín y tumulto popular.
  • Hechos o actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.

El Consorcio de Compensación de Seguros actúa como mecanismo social complementario del seguro privado, al cubrir los riesgos catastróficos en consideración al enorme potencial de pérdidas que son susceptibles de generar, aunque también es posible que el siniestro sea de pequeña cuantía o afecte sólo a un asegurado, que tendría igualmente pleno derecho a la indemnización.

De todos los casos en los que interviene el Consorcio de Compensación de Seguros, el riesgo consorciable que más daños produce en España es el de inundación extraordinaria. A diferencia del daño por agua (que cubren las compañías de seguros), la inundación se produce “de abajo hacia arriba”, es decir, debido a la gran cantidad de agua de lluvia caída, ésta se acumula en el suelo y se inundan bajos y garajes, se desbordan ríos, etc.

Si quieres ver las exclusiones a estas coberturas visita el artículo “Riesgos excluidos de la cobertura del Consorcio”