Muchas personas se esfuerzan primero en saber si conviene más comprar o alquilar una casa. Una vez que lo tienen claro y se decantan por la adquisición de una vivienda, los jóvenes menores de 35 años cuentan ahora con una buena noticia procedente de las ayudas que otorgará el Gobierno según el Borrador del Plan Estatal 2018-2021 que ha presentado Íñigo de la Serna, ministro de Fomento.

Según este borrador, el Gobierno otorgará una ayuda de 10.800 euros a los jóvenes que se decidan por la compra de una vivienda. La cifra corresponde también a la misma que se otorgará a las ayudas para alquileres en el plazo establecido por este Plan Estatal. Una ayuda que, si bien se había centrado en los alquileres, ahora y después de cinco años sin prestar a tención a la compra de viviendas, sí lo ha hace.

Pero ¿Cómo conseguir los 10.800 euros que otorga Fomento para la adquisición de una vivienda? Estos son los requisitos que se deben cumplir para poder optar a la ayuda:

  • Ser menos de 35 años.
  • Contar con ingresos inferiores a 22.365 euros anuales.
  • No ser propietarios o usufructuarios de otra vivienda.

Por lo tanto, si estás negociando asuntos como si optar por interés fijo o variable para tu hipoteca, no dudes también en solicitar esta ayuda de 10.800 euros que ofrece Fomento para adquirir una vivienda.

Dicha cantidad está pensada para que el propietario pueda hacer frente al coste de la entrada, que suele ascender al 20% del valor de la casa. Además, la mayor ventaja es que Fomento piensa abonar dicha cantidad en un único pago para facilitar el abono de la entrada a aquellos que cumplan los requisitos y lo necesiten.

Si tenemos en cuenta la cantidad ofrecida y que esta debe cubrir el 20% del coste del piso, que es lo que suele rondar el precio de la entrada, estaríamos hablando de que sólo en viviendas con precios cercanos a los 55.000 euros se cumpliría el objetivo buscado. Precios de esas características son difíciles de encontrar en las grandes ciudades, donde 10.800 euros, si bien se quedarían cortos para dar una entrada, sí supondrían, en cualquier caso, una pequeña ayuda que sería bienvenida de cualquier manera por aquellos a los que le sea concedida.

Aún con todo, la política inmobiliaria no va a  perder de vista su atención en el alquiler de viviendas, un sector en el que continuará enfocando sus esfuerzos para tranquilidad de los inquilinos, que podrán vivir en el hogar con más seguridad de liquidez de pago.