Cuidar del hogar y realizar las tareas diarias que requiere para que todo luzca como nuevo y mantenga su durabilidad a pesar del uso, conlleva una serie de trabajos rutinarios que no debemos descuidar.

La cocina es una de las estancias que más desgaste y suciedad acumula, ya que es usada a diario para cocinar, lo que genera una gran acumulación de grasa, restos de comida, olores, etc.

Dentro de los objetos presentes en todas las cocinas, las sartenes y ollas suelen ser los que sufren un deterioro de su aspecto con más rapidez, sobre todo en la zona de su base.

Saber limpiar la parte de debajo de las sartenes y ollas es algo que debes tener claro para evitar que el material del que están formadas, se tiña de negro y luzca quemado por la acción de las vitrocerámicas y los fogones.

A continuación, os mostramos unos cuantos trucos para que sepas cómo limpiar la parte de debajo de las sartenes y ollas; esa que piensas que ya no tenía solución y que veías imposible que volviese a brillar como antes. Atentos:

  • Existen en el mercado multitud de productos destinados a desincrustar la grasa y la suciedad quemada o pegada en ollas, sartenes, paelleras, etc. Los hay especiales para este tipo de menaje que suele pasar gran parte de su vida útil sobre los fogones de la cocina. Pero también hay productos caseros que puedes utilizar para limpiarlos.
  • Bicarbonatos de sodio: si añades dos cucharadas al jabón para tu vajilla, su acción antigrasa será mucho más potente y la negrura de la base de tus ollas y sartenes se desprenderá con más facilidad.
  • Vinagre: otro truco casero es aplicar vinagre directamente sobre la superficie de la base quemada de ollas y sartenes y frotar con un estropajo de aluminio. Además de que el vinagre es eficaz contra los olores, posee un gran poder desengrasante y desinfectante.
  • Limón: este alimento tan habitual en los hogares, es muy utilizado para limpiar y desinfectar. Dejar la mampara de la ducha o los grifos brillantes, por ejemplo, es posible aplicando limón sobre la superficie. El limón se puede usar también para pulir la superficie de sartenes y ollas.
  • Algunas personas aseguran que resulta muy efectivo utilizar limpiador de horno o de vitrocerámica para limpiar las ollas y sartenes quemadas. Frotar la superficie ennegrecida con un estropajo de aluminio y alguno de estos potentes productos, puede lograr desincrustar la quemazón y devolverles el brillo inicial.