A menudo ofrecemos trucos para el cuidado del hogar que son muy útiles para preservar el buen estado de todos los elementos que lo componen.

Algunos de esos elementos de la casa, imprescindibles para la rutina de las tareas diarias que realizamos dentro del hogar, son los electrodomésticos.

La lavadora es uno de los electrodomésticos más valorado, presente en casi todos los hogares y encargada de lavar todos los elementos textiles como ropa, sábanas, edredones, fundas, toallas, etc. Eliminar el olor a ropa guardada, quitar esa mancha inoportuna o dejar como nuevas las prendas de los más pequeños, son objetivos que logramos con el cómodo uso de la lavadora.

Al tratarse de uno de los electrodomésticos más utilizados, casi a diario, el cuidado de la lavadora se presenta como una responsabilidad necesaria para garantizar su buen funcionamiento.

Con el tiempo, la lavadora tiende a acumular humedad en diversas zonas, sobre todo en la goma circular que hermetiza el cierre y donde suele aparecer moho. Este se forma por el crecimiento de un hongo que al acumularse afecta al aspecto de la goma. Presenta un color verdoso y una textura viscosa que ensucia la goma de la lavadora  y hace que acumule un desagradable olor.

Es posible eliminar el moho de la lavadora por completo y de manera natural, sin la necesidad de recurrir al uso de productos químicos. Se trata de un truco casero, barato e igual de eficaz. Tan sólo necesitarás agua, limón y agua oxigenada. Toma nota:

  • Mezcla en un recipiente 60 ml de jugo de limón, 3 litros de agua y 200 ml de agua oxigenada.
  • Vierte la mezcla en un bote de spray para que puedas pulverizar el preparado.
  • Pulveriza la mezcla sobre el moho.
  • Deja que el producto actúe sobre el moho para que lo desincruste.
  • Pasados unos minutos, repasa la zona con un paño seco con el que deberás retirar el moho acumulado en la lavadora y secar la superficie afectada.

Para realizar cualquier tipo de limpieza de moho, no olvides utilizar guantes y mascarilla para evitar respirar o tocar este hongo.

Siempre nos preocupamos por el cuidado de nuestras prendas. Cómo lograr que la ropa no destiña en la lavadora, cómo tenderla de manera que no se estropee su tejido una vez lavada, etc. son cuestiones que nos planteamos. Pero no debemos olvidarnos también del cuidado de nuestra lavadora.