Viajar seguros, sabiendo que el destino elegido es el acertado, depende de la planificación que hagamos de nuestra escapada.

Teniendo en cuenta el presupuesto con el que contamos, lo siguiente que debemos pensar es en nuestros gustos y preferencias. Dónde viajar según la personalidad, hará que escojamos uno u otro destino acorde a nuestras necesidades.

Hoy en día, las nuevas tecnologías nos permiten buscar el padestino ideal para nosotros con tan sólo utilizar un ordenador. El sector turístico cada vez amplía más su oferta de viajes personalizados, donde los clientes pueden diseñar viajes a la carta.

Pero ¿dónde viajar según la personalidad? A continuación te ofrecemos algunas ideas. Toma nota:

  • Personalidades extrovertidas: si eres una persona extrovertida y sociable, viajar a Nueva York puede resultar una magnífica opción para ti. Elegimos este lugar como ejemplo claro de una gran ciudad, pero cualquier urbe que ofrezca la inmensidad de grandes rascacielos, multiculturalidad, ofertas de ocio nocturno, diurno o gastronómico y grandes afluencias de personas, te resultará atractiva.
  • Personalidades alocadas: si lo tuyo en la diversión y el entretenimiento con un punto de locura y desfase, sin duda tu destino puede ser Las Vegas: casinos, conciertos, fiestas, vida nocturna, lujo, derroche. Si eres de los que lo pasa en grande viviendo unos días locos junto a amigos, esta ciudad resultará perfecta para tu personalidad.
  • Personalidades introvertidas: hay personas que por su manera de ser se sienten como en el paraíso en lugares tranquilos, retirado, con poca afluencia de personas, que invitan al paseo, a la relajación. Existen multitud de pueblos ingleses, con cierto aire decadente, donde el tiempo parece no pasar, que pueden ser el destino perfecto para personas introvertidas. Morphet podría ser in buen ejemplo de ello.
  • Personalidades aventureras y deportistas: los hay que sólo piensan en rodar, volar, saltar… es decir, en sentir la adrenalina. Si además lo puede hacer en un entorno exótico e imponente, mejor que mejor. Para las personalidades de este tipo, Nueva Zelanda resultará un destino ideal. Su belleza es incuestionable y las posibilidades geográficas que ofrece hace las delicias de las personas aventureras: inmensas montañas, infinitas playas, bosques… conforman el entorno perfecto para practicar snowboard, esquí, bicicleta, escalada, surf, etc.

Son muchos los beneficios psicológicos de viajar. No lo dudes y date un merecido y placentero descanso. Desconecta de la rutina eligiendo el mejor destino según tu personalidad. Piensa y acertarás.