La llegada de la Semana Santa trae consigo algunas tradiciones que millones de personas disfrutan cada año.

Para aquellos que viven estos días con fervor religioso, las procesiones de Semana Santa se convierten en toda una experiencia de la que disfrutan con gran expectación, espiritualidad y admiración.

Para los no creyentes, esta época del año ofrece días festivos en los que no hay que trabajar y permite que puedan planear alguna escapada de Semana Santa para desconectar de las obligaciones rutinarias.

Además, tanto los unos como los otros pueden degustar la gastronomía de cada lugar, típica de estas fechas. Algunos de los manjares que se ofrecen en esta época del año y a los que muchos no se pueden resistir, son los postres y dulces típicos de Semana Santa, delicias de las que sólo se puede disfrutar en estos días.

En lo que se refiere a las procesiones de Semana Santa, son uno de los atractivos turísticos más atrayentes a nivel nacional e internacional. Cada año, millones de personas se desplazan hacia las distintas comunidades españolas para admirar los pasos y las puestas en escena de estas procesiones que mezclan tradición, fervor religión, arte y cultura.

A continuación vamos a nombrar tres de las procesiones de Semana Santa más famosas:

  • Procesión de Los Legionarios de Málaga: el paso de su Cristo de la Buena Muerte se da durante la madrugada del Viernes Santo y es uno de los más admirados en todo el país. El conocido cántico “El novio de la muerte” es uno de los más admirados y sobrecogedores de las procesiones de Semana Santa más reconocidas.
  • Procesiones de Semana Santa de Sevilla: en Sevilla existen cerca de sesenta cofradías. Imágenes como la de la Virgen Esperanza Macarena o la de El Cristo del Buen Poder son las más veneradas y reconocidas.
  • Procesión de Las Turbas: se trata de la procesión del Camino del Calvario en Cuenca, en la que los participantes rememoran la escena en la que Jesús de Nazaret fue humillado e insultado en su camino hacia la crucifixión. Los tambores resuenan durante el amanecer del Viernes Santo.

Si deseas disfrutar de alguna procesión de Semana Santa, debes saber que en cada localidad, pueblo, ciudad o rincón de nuestro país, es habitual el paso de alguna procesión típica. Para viajar con tranquilidad, sabiendo que no vas a dejar de poder vivir el sobrecogimiento de una procesión de Semana Santa,  no dudes en informarte de los pasos y procesiones que, seguro, tendrán lugar en el destino al que te dirijas.