Nos pasamos meses pensando en los mejores destinos para viajar en verano. Para ello, tenemos en cuenta múltiples factores entre los que, sin duda, se encuentra la gastronomía del lugar elegido.

Para algunos, este punto es tan importante, que basan sus vacaciones en el paladar, queriendo disfrutar de rutas donde poder degustar lo mejor de cada cocina.

El turismo gastronómico es una deliciosa moda en auge. España es un lugar privilegiado para disfrutar de su cocina en rincones repletos de encanto, y es uno de los motivos por los que, cada año, recibimos a millones de turistas.

El turismo gastronómico da un paso más allá al simple y habitual hecho de sentarse a comer en un restaurante. Además de degustar deliciosos platos, las personas que apuestan por este tipo de viajes, pueden disfrutar de otro tipo de experiencias que permiten conocer la procedencia del producto, recorrer rutas naturales por huertos y criaderos de ganadería, bodegas y fábricas, así como visitar pintorescos mercados e incluso aprender en los fogones con los mejores chefs.

A la consulta con los profesionales del sector, podemos unir la ayuda de las nuevas tecnologías. Prepara la tablet para los viajes que tengas en mente, o tu teléfono móvil. Existen multitud de aplicaciones que te pueden ayudar a crear la ruta gastronómica y turística que más se ajuste a tus gustos y posibilidades.

El turismo gastronómico abre a los turistas todo un abanico de posibilidades con las que disfrutar, pero también, supone una mina de ingresos para todo tipo de establecimientos como bares, restaurantes, pequeños comercios y empresas dedicadas al turismo que, conscientes del auge de la moda del turismo gastronómico, idean y amplían cada año su catálogo de ofertas.

Está cada vez más claro que la gastronomía está jugando un papel más importante a la hora de planificar unas vacaciones. El sol y las playas de las que se puede disfrutar en nuestro país, han sido hasta ahora los reclamos más admirados por millones de turistas. Pero parece que el turismo gastronómico se está imponiendo con fuerza.

Si te quieres apuntar a la moda del turismo gastronómico, no dudes en consultar información con un profesional del sector. Busca diferentes opciones y rutas, compara precios, y para garantizar una escapada tranquila y sin sobresaltos, no dudes en contratar un seguro de viajes. De esta forma, pase lo que pase, tu compañía aseguradora se ocupará de todo.