Cuidar la salud de nuestra piel no sólo depende de la utilización de productos de cosmética con precios desorbitados.

Existen multitud de productos caseros, perfectos para hacer una limpieza facial y que mantendrán nuestra piel radiante con un bajo presupuesto.

Se trata de productos al alcance de todos, presentes en la mayoría de los hogares y de fácil adquisición. Y lo mejor de todo, son productos naturales que logran hidratar y nutrir la piel sin aditivos químicos de ninguna clase.

 A continuación te mostramos algunas fórmulas para que sepas cómo hacer una limpieza de cutis facial con productos caseros. No olvides que antes de aplicar estos productos sobre tu rostro, debes limpiar bien tu piel y de impurezas. Para ello, lávate la cara con abundante agua y utiliza un gel facial limpiador, adecuado a tu tipo de piel (grasa, seca o mixta).

Una vez limpiada la piel, aplica sobre tu rostro algunos de estos productos caseros para hacer una limpieza facial profunda:

  • Para limpiar tu piel, el aceite de oliva es el producto natural estrella. Se trata de un producto perfecto para eliminar impurezas y para hidratar nuestra piel. Unas gotitas de aceite de oliva sobre algodón, bastarán, por ejemplo, como un eficaz desmaquillante.
  • Si deseas hidratar tu piel y que esta quede suave y tersa, no dudes en recurrir a la miel. Los beneficios de la miel para la salud son muchos. Al ser un potente hidratante, es un producto natural perfecto para nuestra piel. Mezcla dos cucharadas de miel con una de aceite de almendras y obtendrás una mascarilla facial perfecta. Aplícala sobre tu rostro y deja que actúe un cuarto de hora. Además, la miel mezclada con azúcar también puede resultar un eficaz exfoliante para tu piel.
  • Una vez finalizada la limpieza e hidratación de tu piel, no dudes en aplicar bolsas frías de té verde sobre tu rostro. Son perfectas para cerrar los poros de la piel y que ésta luzca mucho más rejuvenecida y luminosa.

Cuando acabes con todo el proceso de limpieza facial, lávate la cara con abundante agua e hidrátala con tu crema hidratante habitual.

Además de estas ideas para saber cómo hacer una limpieza facial con productos caseros, recuerda que la alimentación también juega un papel fundamental en el cuidado de tu piel. No olvides incluir las frutas y las verduras, con un gran poder antioxidante e hidratante en nuestro organismo, en tu dieta diaria. Los beneficios de los batidos de frutas y verduras son numerosos y pronto los podrás notar.