Toda empresa cuenta, dentro de su jerarquía, con personas que deben imponer su liderazgo ante otros trabajadores. Pero este se puede ejercer de muy diferentes maneras.

Ser un buen jefe no es fácil, y ejercer la autoridad de una u otra manera influirá de manera positiva o negativa en el equipo de trabajo, en la forma de desarrollar los proyectos y en el resultado final.

Existen diferentes tipos de liderazgo empresarial que os vamos a mostrar a continuación:

  • Liderazgo natural: hay ocasiones en las que una persona no es jefe de manera oficial pero, por su manera de ser y sus funciones laborales, se convierte en un líder para los demás. Así, ejercerá un liderazgo empresarial de manera natural.
  • Liderazgo autocrático: en este tipo de liderazgo empresarial, el jefe es el que dicta las directrices. Nadie da un paso fuera de las directrices marcadas por el líder. Él manda y los demás actúan.
  • Liderazgo democrático: aunque el líder es el que toma la última decisión, este tipo de liderazgo permite el diálogo y tiene en cuenta la opinión y el punto de vista de sus empleados. Permite consensuar la forma de trabajo y qué camino tomar. Muchos líderes laborales optan por este tipo de liderazgo empresarial para lograr que su equipo de trabajo confíe en su jefe. Los trabajadores suelen sentirse a gusto con este tipo de liderazgo, ya que sienten que su opinión importa y es escuchada.
  • Liderazgo laissez-faire: se conoce este tipo de liderazgo empresarial como aquel que da permisividad a los empleados para desarrollar su trabajo sin intromisiones de un superior. Este asume que su equipo sabe lo que tiene que hacer y sólo intervendrá en caso necesario o al final del proceso para supervisar los resultados. Se trata de un liderazgo en el que el jefe tiene una total confianza en la profesionalidad de sus empleados.
  • Liderazgo transformacional: se trata de un tipo de liderazgo empresarial que engloba una parte de todos los liderazgos descritos anteriormente. Se trata de un líder o jefe muy completo, que posee un don natural para transmitir fuerza y positividad a su equipo de trabajo. Es una persona segura, empática, que confía en sus trabajadores, que ejerce el liderazgo democrático, pero que también sabe imponer su autoridad cuando es necesario. Un líder de este tipo logrará generar una buena salud en su lugar de trabajo. Es el tipo de liderazgo empresarial más completo aunque también el más difícil de lograr.