Dietas sanas para adelgazar hay muchas, por lo que si tu próximo reto es perder esos kilos de más, dispones de un amplio abanico en el que escoger la que más te convenza.

Lo más importante a la hora de elegir una dieta para adelgazar, es que ésta sea saludable. Hay cientos de dietas para adelgazar, pero no todas son recomendables ni beneficiosas para nuestra salud.

Una dieta sana para adelgazar nunca te hará perder peso en un tiempo record. Muchas dietas de adelgazamiento funcionan de forma rápida durante las primeras semanas, pero luego poseen un efecto rebote que, no sólo hace que recuperes esos kilos perdidos, sino que incluso provocan que cojas más kilos de los que tenías antes.

Una dieta sana para adelgazar debe poseer las siguientes características:

  • Debe ser una dieta equilibrada y baja en calorías.
  • Debe incluir todos los nutrientes que nuestro organismo necesite. El alimento es la energía de nuestro cuerpo.
  • Debe combinarse con la realización de ejercicio físico. Una dieta sana para adelgazar debe realizarse midiendo la cantidad de nutrientes que comemos en función de la energía quemada.
  • No te hará perder peso de forma inmediata y milagrosa.
  • Sí te hará mantener el peso logrado si continúas comiendo sano.
  • Debe cumplir la regla de la pirámide alimenticia, cuya base son los cereales, seguido de verduras, carnes y pescados y por último las grasas.

A la hora de llevar a cabo alguna de las múltiples dietas sanas para adelgazar, debes evitar:

  • El consumo excesivo de azúcar y grasas (dulces, golosinas, mantequilla, fritos, etc.). Puedes, por ejemplo, beber leche semidesnatada en vez de leche entera o beber zumos de frutas en vez de bebidas gaseosas y azucaradas.
  • Las bebidas alcohólicas.
  • Saltarte comidas. Debes comer pocas cantidades 4 o 5 veces diarias: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.
  • El picoteo entre horas.

Entre todas las dietas sanas para adelgazar, la más popular y reconocida es, sin duda, la dieta mediterránea, considerada la dieta más saludable del mundo. No sólo es efectiva en la pérdida de peso, sino que además previene enfermedades cardiovasculares así como la aparición del colesterol.