El Paracetamol o el Ibuprofeno son dos de los medicamentos más demandados en nuestro país. La posibilidad  de adquirirlos sin receta y su efectividad ante síntomas muy comunes en la mayoría de la población, hacen que sean dos productos farmacéuticos que nunca faltan en el botiquín de la mayoría de hogares españoles.

Hace tiempo que las advertencias sobre las nefastas consecuencias para la salud del abuso del Ibuprofeno vienen dándose por parte de los organismos sanitarios.

Un nuevo estudio elaborado en Copenhage ha concluido que el Ibuprofeno aumenta un 31% el riesgo de sufrir un paro cardiaco. Los responsables de dicho estudio consideran una imprudencia que se permita la venta del Ibuprofeno y otros antiinflamatorios similares sin control ni requerimiento de receta médica, ya que el consumidor podría asociar esta permisividad al hecho de que es considerado inofensivo, lo cual es un error.

Lo que se considera y se adquiere como un remedio para proteger la salud, en realidad puede provocar el efecto contrario si se consume sin control y se abusa de él.

El estudio que ha llegado a la conclusión de que el Ibuprofeno aumenta un 31% el riesgo de sufrir un paro cardiaco, recopiló cuántos de estos problemas de salud cardiovascular se habían producido en Dinamarca durante la primera década del siglo XXI. En más del 30% de los casos, el consumo de Ibuprofeno había sido el responsable, sobre todo en personas que comprendían edades entre 60 y 80 años.

Pero ¿Por qué el Ibuprofeno aumenta el riesgo de sufrir un paro cardíaco? Los expertos señalan que este medicamento puede generar un estrechamiento de las arterias al provocar posibles coágulos generados por el aumento de plaquetas. Como consecuencia, la presión sanguínea y la retención de líquidos pueden aumentar.

Por lo tanto, evitar la sobremedicación es fundamental para no correr riesgos de este tipo. Las personas que sufren dolencias cardiovasculares graves deben tener especial cuidado y limitar lo máximo posible el consumo de Ibuprofeno. 2.400 miligramos de dosis diaria es la que, de hecho, recomienda la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

Los responsables del estudio de Copenhage, el cual ha sido publicado en la revista European Heart Journal, recomiendan tras las conclusiones extraídas, que el Ibuprofeno sólo sea vendido en farmacias y en bajas dosis, para poder controlar su abuso.