Lograr una buena salud laboral es uno de los retos a los que todas las empresas se enfrentan a diario. Para ello son cientos las herramientas que cada año ponen al servicio de sus empleados para que su seguridad y su bienestar físico y mental estén garantizados.

Uno de los momentos más duros y estresantes a los que un trabajador se puede enfrentar durante su vida laboral es el de su incorporación a un nuevo puesto de trabajo, algo que puede generar estrés y nerviosismo.

Para que este proceso de adaptación a un nuevo puesto laboral no resulte traumático, muchas empresas tratan de ayudar a sus empleados para que dicha adaptación se realice de la mejor manera posible para ellos y para la propia empresa. Para lograrlo, ponen en funcionamiento el conocido como Job shadowing, una nueva técnica de las empresas que está ofreciendo excelentes resultados.

El Job shadowing (trabajo en la sombra) coge su nombre prestado del género policíaco y hace referencia al trabajo de observación que el nuevo empleado deberá realizar durante un periodo de tiempo antes de asumir por completo todas las tareas y responsabilidades de dicho cargo.

Al igual que existen técnicas dirigidas a trabajadores ya incorporados a su puesto de trabajo, como por ejemplo el Team building para reforzar los lazos en un equipo laboral, son necesarias otro tipo de técnicas dirigidas a todos aquellos que acaban de llegar a un centro y a un puesto laboral.

El Job shadowing permite que el trabajador recién incorporado tenga un periodo de adaptabilidad durante el cual será la sombra de otro especialista que realizará todas las funciones inherentes a ese puesto. El fin es que poco a poco vaya asimilando las responsabilidades y vaya comprendiendo el modo de funcionar de la empresa, las normas internas y las responsabilidades y puntos clave de su trabajo. De esta forma, cuando se incorpore definitivamente y comience a volar solo, pisará más seguro, logrará tener éxito en las reuniones y gozará de una mejor comunicación con el resto del equipo de trabajo y con sus superiores.

A su vez, el departamento de Recursos Humanos de una empresa también puede poner en práctica la técnica del Job shadowing con sus trabajadores. En este caso, el fin será dar, mediante la observación de su plantilla, con aquellos empleados que destacan en ciertas facetas y a los que se les podría formar para ocupar puestos superiores.

¿Conocías el Job shadowing? ¿Te parece positiva esta técnica? Recuerda que para que tu salud sea perfecta, tanto dentro como fuera del trabajo, debes contar con un buen seguro.