A priori parece una locura, pero todo en tu vida influye y está relacionado.

La vida de una persona es un río y en cuanto empiezan a aparecer rocas llamadas facturas, estrés, hábitos insanos, se van acumulando creando una presa.

Por lo tanto, deberíamos desarrollar hábitos sanos para manejar mejor nuestras finanzas personales. Necesitamos una vida financiera ordenada.

Pautas para conseguir no estresarte con tus finanzas:

1-Orden y disciplina. Podría considerarse el primer hábito que debemos adoptar. Pon orden en tu vida, en tu forma de vivir y añade disciplina. Crea una rutina, te será mucho más fácil saber que es lo que tienes que hacer al salir del trabajo que divagar por la calle y empezar a gastar.

2-Elabora un presupuesto. Ya sea semanal, quincenal, o mensual, generar un presupuesto al mes te ayudará a controlar gastos y evitar que despilfarres el dinero. Si desde el primer día de mes te propones gastar 150 euros a la semana cúmplelo.

3-Pagas las facturas a tiempo. Evita los sobrecargos inútiles. Cuando pagas a destiempo una factura, ya sea de la luz, agua, internet, generalmente te suelen sumar un recargo o una multa debido al retraso del pago.

Es muy importante que vigiles este factor para tener tus finanzas bajo control.

4-Controla las ansias de comprar. El deseo y ganas de comprar puede llegar a ser un problema, o mejor dicho una enfermedad. Comprar por comprar no es una forma lógica ni inteligente de consumir tu sueldo del mes.

Cuando vayas a comprar piensa qué necesitas y para qué. No me refiero a que no te puedas dar un capricho, pero de vez en cuando, no que se convierta en un hábito.