Las alergias en perros son una realidad. De hecho, uno de cada siete perros es alérgico, siendo la alergia la causa del 70% de las enfermedades de la piel en perros. Con la llegada de la primavera, estas dolencias se disparan, por lo que hay que saber muy bien cómo actuar en caso de que nuestra mascota presente los síntomas típicos como picores o rojeces. ¿Sabrías cómo proteger a tu mascota frente a las alergias?

La alergia es una alteración del sistema defensivo o inmunológico por el cual el animal que la padece reacciona de manera exagerada ante determinadas sustancias extrañas como son pólenes, parásitos como pulgas, polvo, productos químicos e incluso algunos alimentos.

Los síntomas de la alergia son purito, picores, malestar, enrojecimiento de las zonas de la piel afectadas e incluso costras. Éstas últimas se producen porque el perro alérgico suele presentar comportamiento compulsivo de rascar y lamer con frecuencia la piel, incluso morder, pudiendo presentar zonas con costra y/o falta de pelo.  Además, otros perros alérgicos presentan alteraciones digestivas con heces blandas.

Para saber si tu perro tiene está sufriendo una alergia debes acudir a tu veterinario, que es el profesional que puede realizar unas pruebas para determinar si lo que tiene es alergia y, en caso positivo, a qué sustancias es alérgico. Él especificará cuál es el mejor cuidado para tu mascota.

Normalmente se procura eliminar o evitar esas sustancias, pero algunas como el polen, o determinados parásitos o productos son imposibles de eliminar del ambiente. En esos casos, el veterinario nos puede proponer tratamientos sintomáticos o de hiposensibilización para mejorar la calidad de vida del animal.

Si descubrimos una alergia estrictamente alimentaría tiene más fácil solución. Eliminando de su dieta las proteínas a las que el animal es alérgico conseguiremos que los síntomas remitan y el pelaje se recupere. Así, la calidad de vida puede ser buena sin necesidad de medicación adicional. Para ello es importante realizar las pruebas de la alergia y una vez que sepamos cuáles son las proteínas que dan alergia elegir los alimentos específicos que no las contengan. De esta manera, protegerás a tu mascota de padecer los molestos síntomas de la alergia.