La protección de nuestras mascotas y su cuidado es una de las mayores preocupaciones de todos los que conviven con animales de compañía.

Por eso nos encanta mimarles y observarles en todo lo que hacen, incluso hasta durmiendo.

Cuántas veces no te habrás sorprendido a ti mismo mirando a tu mascota mientras duerme plácidamente en su camita y preguntándote: ¿qué soñará mi mascota?

La Universidad de Harvard ha querido responder a esta curiosidad que millones de personas tienen y para ello ha analizado el sueño de perros y gatos. Las respuestas del estudio realizado son sorprendentes.

Nuestros animales llegan a ser un miembro más de la familia y ellos así se sienten, de tal manera que si se separan de su entorno pueden sufrir estrés y depresión. En el caso de los perros, el apego a sus dueños es tal que sueñan con ellos.

Ya se sabía, gracias a estudios anteriores, que los perros poseen memoria episódica. No es de extrañar que lo que los perros sueñan tenga que ver con su entorno más directo, y dentro de ese entorno lo más importante para un perro es su dueño. Desde Harvard consideran que es lógico que un perro sueñe con su dueño, con su olor, con su voz, con sus gestos, con sus rostros, etc.

Los movimientos que los perros hacen cuando duermen, también proporcionan pistas de lo que nuestras mascotas sueñan. Si un perro mueve sus patas, lo más probable es que sueñe que está paseando. Si el movimiento de las piernas es rápido, lo más probable es que con lo que nuestro perro sueña, es con una carrera.

En cuanto a los felinos, teniendo en cuenta la cantidad de horas que duermen los gatos, que son muchas al día, tienen bastante tiempo para soñar. Pero a diferencia de los perros, que son más dependientes de sus dueños, los gatos no sueñan tanto con sus compañeros humanos. El felino, por naturaleza, es más independiente y disfruta más de su soledad y su espacio vital en solitario. Por ese motivo los gatos sueñan con situaciones más centradas en su naturaleza animal, como puede ser la caza. Un sueño recurrente de un gato puede ser que caza un ratón, por ejemplo.

Con estos datos aportados por la Universidad de Harvard, ahora podrás hacerte una mejor idea de lo que está soñando tu mascota cuando la observes descansar.