Con la llegada del verano llegan las vacaciones y también tenemos más tiempo de disfrutar. Por eso, al igual que compartimos más tiempo con nuestra familia y amigos, tenemos la oportunidad de poder hacerlo con aquellos que nos muestran siempre amor incondicional, nuestras mascotas.

Seguro que estás planteando mil planes y pensando en cómo podrás compaginarlo con tu mascota, sobre todo si se trata de un perro. Aquí te proponemos una serie de planes que puedes hacer en los que ambos disfrutareis muchísimo.

Vete de terraceo.

Ponte en situación, una buena sombra, una bebida fresquita, una mesa en un parque… suena a planazo, ¿no? Pues llévate a tu perro y disfruta de más tiempo juntos.

Las terrazas son lugares estupendos para relajarse al final del día cuando ya ha bajado el calor con tu perro y disfrutar de la ciudad. Hoy en día, la mayoría de los bares permiten el acceso de las mascotas en las terrazas siempre y cuando estén vigilados por sus dueños. Además, en muchos sitios tienen el detalle de sacarles agua fresquita para que ellos también disfruten.

Refréscate con un heladito casero.

¿Te gustan los helados? Pues a tu mascota también. Si no se te ha ocurrido nunca como prepararle uno, apunta. Elige algún tipo de alimento que le encante a tu mascota y que se pueda trocear, intenta que sea lo más sano y nutritivo posible. Coge un recipiente apto para tu tipo de mascota y rellénalo con los trozos que hayas escogido. Cúbrelos con agua o caldo de pollo, pescado, etc. Mételo en el congelador y espera un par de horas.

Sal a tomar el sol.

Puedes salir con tu perro a broncear tu piel, siempre con precaución. Al igual que tu proteges tu piel de los rayos solares, tu peludo también agradecerá que cuides de su salud y hagas lo mismo. Existen cremas solares para mascotas, ya que, aunque no lo parezca, la piel de perros y gatos también sufre con la exposición al sol. Se recomienda aplicarlas en zonas como la nariz o la punta de las orejas.

Vete a la piscina.

A tu perro también le encanta bañarse y disfrutar de tu compañía con un refrescante baño. Ya existen numerosas piscinas caninas en España donde podréis pasar un maravilloso día de verano.

Viaja a la playa.

Hoy en día ya no es un inconveniente irte de vacaciones con tu perro ya que puedes encontrar multitud de hoteles y apartamentos donde aceptan mascotas. Además, cada vez hay más playas en todo el litoral español que son aptas para perros donde todos podréis disfrutar cogiendo olas.

Ten en cuenta que, para pasarlo bien, el sol y el calor también pueden incomodar a tu mascota, por lo que es aconsejable que lleves una sombrilla y agua abundante para que esté protegida e hidratada en todo momento. Tampoco te olvides de que al llegar a casa no sólo tu tendrás quitarte la arena, acuérdate de revisar las orejas y los oídos de tu perro, y límpialos en el caso de que detectes agua o arena en su interior. Así evitarás posibles infecciones.

Práctica el canicross.

Esta actividad deportiva te permite hacer ejercicio acompañado de tu perro. Además de poneros en forma, os acompañáis el uno al otro y podéis retaros. En principio, cualquier perro mayor de un año puede salir a correr contigo, eso sí ten en cuenta que padezca ningún problema de salud y que su morfología adecuada para realizar esfuerzos físicos.

Para poder practicarlo con seguridad necesitarás un equipamiento básico: un arnés de tiro; una línea de tiro con amortiguador; y un cinturón específico para las personas que debe ir reforzado en la espalda para evitar daños en la zona lumbar.

Para realizarlo de la mejor manera es importante que respetes la progresión de tu perro y ajustéis el ritmo. Podrás aumentarlo a medida que vayáis cogiendo hábito. Ten en cuenta que las sensaciones al correr juntos varían sensiblemente a las de ir solo y te ayudará con un pequeño tirón en los momentos de flaqueza. Al principio, te costará un poco acostumbrarte, pero fortalecerás vuestro vínculo afectivo.