La idea de que los peces no tiene memoria me atrevería a decir que fue un pensamiento generado a partir del personaje animado Dory, de la película infantil Nemo. Ese divertido pez que se presentaba cada dos por tres a sus amigos de una forma divertida porque no memorizaba nada.

Esta creencia se ha convertido en todo un paradigma del olvido. En realidad, los peces son animales que han tenido mucho tiempo para evolucionar, y ha habido bastantes investigaciones sobre los peces.

Uno de los estudios más a fondo que se han hecho sobre los peces fue una investigación dirigida por la Universidad de Brown.

Según este análisis, la creencia que apuntaba que los peces sólo podían recordar los últimos 30 segundos, ha sido desmontada. La observación del comportamiento de un grupo de peces los llevo a la conclusión de que podrían llegar a recordar el lugar donde habían sido alimentados, hasta 12 días más tarde.

Incluso se ha demostrado que los peces poseen un tiempo de atención, sin distracciones de 9 segundos, uno más que las personas.

Además, se ha demostrado que estos animales también sufren y sienten el dolor de forma similar a los humanos, y que la capacidad de conocimiento de los peces y su percepción sensorial están, por lo general, a la par con la de mayor parte de los animales vertebrados.

Por lo tanto, si ahora te dicen que tienes memoria de pez, deberías tomártelo como un halago.