Llega la época de vacaciones y es posible que te encuentres con el problema de no saber qué hacer con tu mascota en verano.

Debes tener claro que, hace unos años, era mucho más común que ahora encontrar trabas a la hora de dar con un alojamiento o un destino turístico en el que pudiéramos instalarnos junto con nuestra mascota. Pero esto ha cambiado en los últimos tiempos.

La empresa del turismo en general,  ha comprendido lo importante que puede llegar a ser una mascota en una familia. Los dueños de mascotas las consideran un miembro más de su núcleo familiar y muchos se resisten a separarse de ellas durante las vacaciones. Por lo tanto, muchas personas se llegan a plantear el renunciar a viajar a algún destino si su mascota no es admitida en él.

No te preocupes; si te estás preguntando qué hacer con tu mascota en verano, ten en cuenta que, a día de hoy, todas las localidades a las que desees viajar, cuentan con un hotel que admite mascotas.

En el caso de alquiler de apartamentos o de casas rurales, las opciones son, incluso, más amplias. Además, las casas rurales suelen estar situadas en zonas verdes, con amplios paisajes en los que poder practicar senderismo y todo tipo de excursiones. No cabe duda de que este tipo de viajes ofrecen un entorno perfecto para las mascotas, con espacios abiertos en los que pueden correr, jugar y pasear junto a su dueño.

Si decides viajar con un perro a una zona costera, infórmate bien antes de hacerlo, para seleccionar aquella que incluya alguna playa a la que se permita acudir con mascotas.

Si decides no viajar con tu animal de compañía y no sabes qué hacer con tu mascota en verano, tienes varias opciones. Desde dejarla al cuidado de una persona de confianza, como un familiar o un amigo, hasta alojarlas en un hotel para animales, en el que estará cuidada y mimada hasta que regresemos. Este tipo de establecimientos cada vez son más numerosos y en ellos trabajan profesionales del cuidado, la crianza y la salud de nuestras mascotas.

Si tienes una mascota y es uno más en la familia, protégela y cuídala.