Comprar un producto de manera ventajosa requiere informarse bien sobre todas las posibilidades que ofrece el mercado. En el caso de la adquisición de un coche nuevo, las posibilidades se disparan. Y es que no es cierta esa vieja creencia de algunos, que indica que los coches cuestan lo mismo en cualquier concesionario oficial de la marca, porque son precios cerrados. Sigue leyendo y ahorra en la compra de tu coche nuevo.

Desde la OCU acaban de realizar un estudio tras visitar 129 puntos de venta en 10 ciudades distintas y han descubierto que un mismo modelo puede variar hasta en 5.800 euros, o lo que es lo mismo, un 24% de diferencia. Para conseguir el máximo ahorro basta seguir unos consejos.

Para conseguir un mejor precio en la compra de tu coche nuevo, lo primero es acudir en primer lugar a la web oficial. Así, obtendremos una referencia, aunque habrá que tener en cuenta que el precio de partida que se indica en algunos concesionarios es superior al precio recomendado por la marca.

Se debe solicitar un presupuesto previo por escrito y desglosado, pues se convertirá en una herramienta para el ahorro. Éste debe incluir el precio base del coche, datos generales, modelo y motorización, además de plazo de vigencia del propio presupuesto. Mostrar el presupuesto es una buena opción para que nos mejoren la oferta. Y es que presionar al concesionario con otras ofertas también puede llevar a una rebaja sustancial.

Si vas a adquirir un coche con extras, cuidado con sus precios, porque suelen incrementar considerablemente el coste final. También hay que estar atento con al Impuesto de Matriculación, porque varía entre el 0% y el 14,75% dependiendo del nivel de emisiones del automóvil. Y de los costes de preentrega, que son libres y pueden oscilar entre 290 y 900 euros.

Por último, estudia las ofertas del concesionario con vehículos de kilómetro cero, de flotas y demás opciones, pues, a veces, el ahorro es notable.

Artículo patrocinado por Fénix Directo