El estado de los neumáticos de la moto es un elemento clave para la prevención de accidentes de circulación y para fomentar una conducción segura.

Esto es así porque los neumáticos son los que nos mantienen en contacto con el suelo sobre el que rodamos los motoristas y porque de ellos depende conseguir una buena estabilidad, una correcta sujeción y un completo control sobre las dos ruedas. Aunque su desgaste es inevitable, puedes seguir unas cuantas pautas para que los neumáticos de tu moto duren más:

  • Mantén, de manera constante, una presión correcta de los neumáticos de la moto. Si no lo haces, no sólo resultará peligroso en el momento de la circulación, ya que la moto se mostrará más inestable, sino que el desgaste del neumático será mayor. Si la presión de la moto es baja, significa que una mayor superficie del mismo estará en contacto con el suelo mientras circulas. Para que los neumáticos de la moto duren más, sigue las indicaciones del fabricante en lo que respecta a la presión de los mismos y comprueba con frecuencia que se encuentran dentro de los valores recomendados. Realiza dicha comprobación siempre con los neumáticos en frío, nunca después de rodar; ya que el calor hará que la presión marcada sea mayor de la que realmente es.
  • La velocidad también influye en la duración de los neumáticos de la moto. A más velocidad, más temperatura alcanzarán las gomas de los neumáticos y mayor será su desgaste. No aprietes de más el acelerador y lograrás, no sólo mantener los neumáticos en buen estado durante más tiempo, sino también circular más seguro.
  • El exceso de peso influye en el desgaste de los neumáticos. Cuanto más peso, mayor será el contacto de la superficie del neumático con el suelo.
  • Una conducción brusca, con constantes acelerones, frenazos, giros rápidos y tumbadas en curvas, sin duda, influirá en un desgaste prematuro de los neumáticos de tu moto.
  • Un último punto clave para que los neumáticos de tu moto duren más es mantener un buen estado general de este medio de transporte. Una moto con averías leves perjudica al modo de circulación, el cual será inestable, forzado y poco fluido. Esto afectará a su punto de apoyo: los neumáticos.

Aunque es cierto que los avances de los fabricantes en cuanto al uso de materiales más resistentes, dinámicos y ligeros es una realidad, como puedes comprobar, tu modo de conducir y el cuidado de los neumáticos de tu moto a través de su correcto mantenimiento también son imprescindibles para que duren más y para protegerte de posibles accidentes.

Artículo patrocinado por Fénix Directo