El avance de la tecnología ha sido galopante y ha generado grandes cambios en muchos ámbitos de la vida. Uno de los sectores que más se ha beneficiado de los progresos tecnológicos ha sido el sector del motor.

Los avances tecnológicos han logrado que hoy podamos disfrutar de coches con modernos diseños, equipados con todo tipo de comodidades y en los que hay instalados sistemas de seguridad antes inexistentes cuyo fin es la protección al volante.

Pero al contrario de los que se pueda pensar, existen riesgos en el uso de la tecnología en los coches. Recientes estudios han demostrado que los conductores pueden relajarse demasiado cuando conducen, ya que al contar con tanta ayuda tecnológica se puede decir que sufren un exceso de confianza.

De hecho, una encuesta realizada por ‘Continental’ (fabricante de neumáticos) junto con el Comisariado Europeo del Automóvil, ha revelado que los propios conductores no creen que la tecnología sirva para reducir accidentes.

Por supuesto que los avances tecnológicos aplicados a la fabricación de nuevos modelos de coches logran una mayor protección al volante. Sistemas de seguridad como el control de tracción o el ABS, por poner algunos ejemplos, reducen sin duda los riesgos de accidente.

Pero un 70% de las personas encuestadas, aunque no dudan de lo afirmado en el párrafo anterior, sí creen que sin una conducción responsable la reducción del riesgo de accidentes no sería posible. El respeto por las normas de tráfico es para la mayoría de conductores más efectivo que el avance tecnológico de ciertos modelos de coches.

El estudio ha puesto de relieve otras creencias entre los conductores encuestados. Un 60% de ellos piensa que la falta de renovación del parque móvil aumenta el riesgo de accidentes. Por nuestras vías y carreteras circulan demasiados coches que ya son viejos y que cuentan con demasiado rodaje. Muchos conductores consideran que debería existir una mayor ayuda por parte de las administraciones para facilitar el cambio de coche y la compra de un nuevo vehículo que sustituya al viejo.

Entre los elementos de seguridad de un coche, los neumáticos son de los más importantes. Sobre ellos, los conductores también han puesto su atención. Un 30% considera que se debería aumentar el límite de profundidad de su dibujo, para que fuera superior al impuesto en la actualidad y que es de 1,6 mm. Sin embargo la mayoría considera que esta profundidad es suficiente para circular con seguridad.