Mirar el aceite del coche y comprobar que su nivel es el correcto, es un acto imprescindible que debemos realizar de manera periódica para mantener el buen estado de nuestro vehículo.

Dentro del motor de nuestro coche giran a gran velocidad unas piezas metálicas llamadas pistones. El motor y sus piezas alcanzan una gran temperatura debido al roce de unas con otras. Por lo tanto, si la lubricación de las mismas es insuficiente, ese calor puede ser extremo y llegar a fundir el motor, dejando inservible a nuestro vehículo.

Mirar el aceite del coche evitará sustos de este tipo. Es una tarea muy sencilla, que apenas lleva tiempo y que cualquier particular dueño de un vehículo debe conocer y saber realizar.

Si tienes dudas, lee atentamente los pasos que debes seguir para mirar el aceite del coche de manera correcta:

  • Aparca tu coche en un terreno horizontal, apaga el motor y deja que éste se enfríe.
  • Abre el capó activando una pequeña palanca que, normalmente, se encuentra a la izquierda del volante bajo el salpicadero. Una vez abierto, levántalo y déjalo fijo, sujetándolo con una pequeña barra metalizada que debes desplegar.
  • El motor es un bloque de metal, más grande que el resto de piezas, fácilmente identificable. Junto a este bloque debemos localizar la varilla con la cual medimos el nivel de aceite del coche.
  • Tira de la varilla despacio y hacia arriba, para sacarla por completo. Es delgada y metalizada y en su extremo o punta final presenta dos marcas que indican el nivel máximo y el mínimo de aceite. Limpia esta punta final con un paño.
  • Una vez limpia, vuelve a introducir la varilla del aceite en su sitio, hasta el fondo.
  • Vuelve a sacar la varilla. El extremo donde están las marcas mencionadas en el punto anterior, debe estar manchado de aceite. Esta mancha debe llegar hasta el medio de las dos marcas, lo que indicaría un nivel correcto de aceite en el coche.
  • Si el nivel de aceite es más bajo del necesario, debes rellenar el depósito de aceite con lubricante destinado a tal fin, el cual puedes adquirir en gasolineras, talleres y supermercados.
  • El depósito de aceite en el que debemos verter el lubricante, se encuentra también junto al motor. Posee un tapón que debes abrir en el cual se indica de forma clara la función de dicho depósito. Rellena el depósito hasta que se alcance el nivel deseado.

Como puedes comprobar, mirar el aceite del coche te llevará tan sólo unos minutos.

Artículo patrocinado por Fénix