El seguro del coche es un requisito indispensable para poder conducir.

Intentar reducir gastos no asegurando el coche, es un error que puede tener graves consecuencias.

Los riesgos de tener un coche sin seguro son muchos y ninguno de ellos merece la pena por ahorrar unos cuantos billetes. La posibilidad de reducir coberturas, según el tipo de seguro, es una forma de ahorrar dinero, pero nunca optes por no asegurar tu coche.

A continuación, te enumeramos los riesgos de tener un coche sin seguro. Toma nota y no los olvides para no caer en este fatal error:

  • Si la autoridad pertinente detecta un coche sin seguro, además de la consiguiente multa, que puede superar los dos mil euros, inmovilizará el vehículo hasta cerciorarse de que este tiene todo en regla.
  • Un coche sin seguro puede permanecer requisado hasta tres meses, mientras el propietario pueda demostrar que el seguro está en regla. El coste de la tenencia del vehículo en un depósito municipal correrá también a cargo del propietario del vehículo.
  • El seguro del coche no es algo opcional. Recuerda que es obligatorio. La Ley dictamina que ningún vehículo puede circular sin seguro.
  • Como conducir sin seguro del coche supone un delito, si te ves involucrado en un accidente de tráfico, tendrás un grave problema. Todos los costes generados tras el siniestro, correrán a tu cargo. Si, además, alguna persona sale herida o se produce una defunción tras un accidente, es posible que te enfrentes a penas de prisión si tu vehículo está sin asegurar.

Antes de enfrentarte a todos estos riesgos que conlleva tener un coche sin seguro, opta por otras alternativas para ahorrar costes. Una a la que muchas personas se acogen, es a la de contratar un seguro básico de coche, con la mínima cobertura exigida para poder circular. Se trata de seguros a terceros que cubren la Responsabilidad Civil y poco más.

Otra opción que te puedes plantear es la de fraccionar el pago del seguro. Puede resultar mucho más cómodo pagar en plazos de varios meses, el seguro del coche. La mayoría de las compañías aseguradoras ofrecen esta alternativa para aliviar los bolsillos de sus clientes.

¿Puedes tener un coche sin seguro? Sí, siempre que no lo vayas a mover y permanezca aparcado en algún garaje. Pero en cuanto te dispongas a utilizarlo, aunque sea para algún recorrido corto, tu coche debe estar asegurado.

Artículo patrocinado por Fénix Directo