El blog de los seguros de El Corte Inglés

10 cosas que debes hacer antes de morir

10 cosas que debes hacer antes de morir Vida Saludable

“Es difícil medir el valor de la vida de una persona. Para algunos se mide por los seres que deja atrás, para otros se mide por la fe, para otros por el amor, para otros la vida no tiene ningún significado. Para mí, yo creo que uno se mide por aquellos que se han medido por él.”

¿A alguien le suena la cita anterior? Se trata, ni más ni menos, de una maravillosa disertación del mismísimo Morgan Freeman en la película que protagoniza junto a Jack Nicholson traducida al español como “Ahora o Nunca” (The Bucket List, 2007). En esta cinta, ambos personajes son dos ancianos, enfermos terminales que no se conforman con esperar en un hospital la llegada de la muerte y salen a hacer aquello que siempre aplazaron o tuvieron miedo de hacer pero que, en realidad, deseaban hacer. No recordamos si en esa peli, una de las cosas que hicieron fue hacerse un seguro de vida, pero no es mala idea apuntarlo en la lista.

¿Alguna vez te has parado a pensar en la inmensa cantidad de actos que realizamos por pura costumbre, aprendizaje o rutina sin ni tan siquiera pararnos a pensar si nos gusta hacer o no? Lo cierto es que sí, a veces es peligroso pensar en estas cosas, pero lo que sí sabemos es que hacerlo es muy saludable para mejorar nuestro yo interno y crecer como personas. 

Igual que no nos paramos a pensar en la cantidad de tiempo que invertimos en hacer cosas que poco o nada nos apetecen; el ser humano es “aplazador” (nótese la ironía) por naturaleza. Creemos que siempre tendremos tiempo de hacer aquello que deseamos hacer, pensamos que la vida nos pondrá por delante la oportunidad, aunque no pongamos de nuestra parte, a veces, hasta pensamos que seremos eternos. 

Todo lo anterior unido al ritmo de vida en el que estamos inmersos, sociedad en la que vivimos, educación recibida y miedos, hacen que, en ocasiones, llegado el momento, el ser humano se arrepienta de no haber hecho según qué cosas a lo largo de su vida. 

Antes de comenzar con la lista de cosas que sí o sí deberías hacer antes de morir, creemos conveniente señalar que hemos elaborado un mix entre experiencias y actos. Decimos esto porque lo normal es que, cuando lees una lista de este tipo para inspirarte, aparezca aquello de cruzar la Muralla China, hacer la Ruta 66 o nadar con delfines en Honolulu, pero nosotros vamos a ir un poco más allá. También ahondaremos en las profundidades del ser humano… 

Antes de seguir, te instamos a que cierres los ojos y pases un rato contigo mismo valorando tu presente y pensando en el futuro. ¿Qué te gustaría hacer que todavía no has hecho y tienes la oportunidad de hacer? Si no la tienes de forma inminente, es un buen momento para marcarte ese objetivo, por ejemplo, viajar a Australia a visitar al grupo de amigos que hiciste durante aquel verano en un campamento de inglés. Si has de hacer ese viaje, tendrás que empezar a ahorrar, ¿no? Si no ahorras, difícilmente podrás hacerlo y eso terminará en otra frustración más en tu vida… 

Por tanto, es fundamental hacer introspección, decidir tus metas y guiar una parte tu vida en dirección a esas metas. En la vida, hay tiempo para todo siempre y cuando pongamos de nuestra parte para hacer lo que queremos hacer y ser quien queremos ser. 

10 de las cosas que todo el mundo debería hacer

·       Pisar los cinco contenientes. Pocas cosas hay en la vida tan enriquecedoras como viajar, conocer lugares nuevos y descubrir otro tipo de culturas. Lánzate a ello, es una forma única de crear recuerdos para el futuro: sal a correr por Central Park, descubre la Patagonia Argentina y no te vayas de este mundo sin vivir la experiencia de ver las Auroras Boreales en Canadá, Islandia o Noruega. ¡Viaja! 

·       Hacer un viaje en soledad. Ahora están de moda los viajes en solitario pero no muchos se atreven. Es una experiencia única donde te conocerás en profundidad. Si no quieres salir de España, hacer el Camino de Santiago es una maravillosa oportunidad para pasar tiempo contigo mismo. 

·       Pide perdón y aprende a perdonar. ¿Qué opción es más complicada? Algo tan sencillo y que, a la vez, nos cuesta tanto… Evita tener deudas pendientes con nadie y mucho menos, con personas a las que quieres. Esto sí que es un gran reto personal, pero hacerlo es… paz absoluta. 

·       Plantar cara a tus miedos. Sea lo que sea, con fuerza de voluntad y ayuda psicológica si es necesario, vencerás aquello que te haga sentir verdadero pavor. La mente es sabia, la única forma es enfrentarte de frente a aquello que te da miedo. Por ejemplo, volar en avión. 

·       Aprender a cocinar te guste o no. Una vez aprendas, cada vez querrás saber más. Deleitar a tus visitas en casa es una sensación muy reconstituyente. Cocinar para los demás genera más placer que hacerlo para uno mismo. 

·       Revive tu saga favorita. Se trata de realizar un viaje temático visitando los lugares en los que se rodaron tus pelis favoritas o aquel libro que tanto te marcó. Inclusive aquel escritor que ha dejado huella, por ejemplo, la Latinoamérica de Gabriel García Márquez o la Italia de El Padrino. ¿Por qué no el Dublín de Harry Potter? ¡Sigue sus huellas! 

·       Hacer una locura. El único requisito es no hacer daño a nadie ni a uno mismo. Se trata de atreverse a hacer algo loco y especial a la vez.

·       Practicar un deporte poco convencional. Por ejemplo, sumérgete en el mundo del buceo, practica escalada o haz senderismo de altura. Se trata de tener contacto con la naturaleza a través del deporte. 

·       Aprender mínimo un idioma más. Inglés, italiano, chino… 

·       Dejar tus “cosas” solucionadas. Ser joven no significa que no esté bien hacer los papeles necesarios para, en caso de que suceda algo malo, tus seres queridos no tengan que organizarlo todo en un momento tan traumático. Deja una herencia, ten un seguro de vida… Existen múltiples formas. 

Aunque somos una sociedad que vive de espaldas a la muerte, como correduría de seguros, debemos informar de lo bueno que es dejar todo organizado de cara al temido momento, por tu bien y, sobre todo, por el de tus seres queridos. Posiblemente sea uno de los actos más bondadosos que puedas hacer en vida. 

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.