La madera es un material muy delicado y muy común en nuestros hogares. Por eso, es fundamental conocer los trucos para poder limpiarla y conseguir que sufra los menos desperfectos posibles y que se mantenga como nueva.

Hay que tener en cuenta que lo primero que debes hacer es localizar la mancha y limpiarla cuanto antes para que no penetre a través de los poros de la madera.

Así que cuanto más rápido, mejor.

Pero, ¿Cómo limpiar la madera?

Depende de la mancha y el color debes utilizar unas técnicas u otras.

-Manchas de agua: si se cae algún líquido encima de la madera sin barnizar, lo mejor es secar la superficie lo antes posible. Una vez seca aplica un limpiametales en crema sobre la mancha siguiendo el sentido de la veta.

-Manchas de grasa: Debemos actuar con mucha rapidez para que la grasa no penetre por los poros de la madera, ya que esta sustancia es muy densa y untuosa. Lo primero que debemos hacer es absorber con un papel o paño el exceso de grasa, luego atacaremos la parte superficial con vinagre y finalmente remataremos el proceso aplicando una solución hecha con agua tibia y vinagre.

-Manchas de alcohol: El alcohol en la madera genera manchas blancas muy molestas perjudicando la pieza. Para remediar el desperfecto primero secaremos la superficie mojada y después frotaremos enérgicamente con cera. Si aún así la mancha persiste recomendamos aplicar el limpiametales en crema.

-Manchas de calor: Es muy común poner sin darte cuenta un recipiente muy caliente encima de una encima de madera o mesa. Aunque se podría volver a usar el limpiametales, también la aplicación de aceite vegetal y sal dejándolo reposar, y después dar cera funciona.