No son pocos los mitos, historias, curiosidades y rumores que han rodeado los Premios Óscar desde hace más de 9 décadas. En este artículo os señalamos algunas de las curiosidades más asombrosas de la historia de los Óscar (que no son pocas). Así, asombrarás a familiares y amigos cuando surja el tema de conversación… pero shhh, ¡¡no cuentes que te lo hemos chivado!!

  • Este año 2018, La forma del agua encabeza la lista de nominados con un total de 13. Su director, el mexicano Guillermo del Toro ha de estar muy orgulloso por el reconocimiento.
  • La primera edición se celebró a finales de los “felices años 20”, en 1928.
  • El nombre de la estatuilla fue acuñado, sin saberlo, por Margaret Herrick, una bibliotecaria de la Academia de Cine que aseguró que la figura se parecía a su tío Óscar.
  • La estatuilla trata de representar las ramas originales de la Academia: actores, escritores, directores, productores y técnicos.
  • Desde el año 1950 está escrito por Ley que las estatuillas no pueden venderse sin antes haberlas ofrecido a la Academia por el precio de un dólar.
  • Se denomina como “un barrido” cuando una película logra llevarse los premios más importantes: mejor película, actor, dirección y guion.
  • Luise Rainer fue la primera mujer en recibir el Óscar a la mejor actriz dos veces consecutivas.
  • En toda la historia de los premios, únicamente dos secuelas se han llevado una estatuilla: “El Padrino II” (no es para menos) y “El Señor de los Anillos, el retorno del rey”.
  • Woody Allen, fiel a su esencia, nunca ha asistido a la gala aunque ha recibido 24 nominaciones.
  • Meryl Streep ha sido nominada 20 veces. Es la actriz con más candidaturas de la historia de los Óscar. A día de hoy, nos atrevemos a decir que es historia viva.

Un buen plan para viajar a la costa oeste de EEUU es visitar la cuidad los días previos a la gala, aunque solo sea para vislumbrar el ambiente. Quién sabe, quizá puedes hacerte una foto en la alfombra roja más famosa del mundo con sus más de 150 metros de largo y 10 de ancho. ¡Te sentirás una estrella! Pd. Por si las moscas, contrata un seguro de viaje que te proteja durante tu aventura cinematográfica