Todavía hay mucha gente que no distingue entre la figura de un agente de seguros y un corredor de Seguros. En el caso de El Corte Inglés Seguros, estamos en el grupo de los segundos.

A día de hoy, 13 de Agosto de 2018, la labor de Mediación de Seguros está regulada por la Ley 26/2006, de 17 de julio, de Mediación de Seguros y Reaseguros Privados.  En esta norma se establecen claramente las diferencias entre las diferentes modalidades profesionales.

La diferencia fundamental que existe entre ambos es que los agentes de seguros están vinculados a una o varias entidades de seguros, y sólo ofrecen los productos de estas compañías. En este sentido, podrán ser exclusivos o vinculados.

La Ley establece lo siguiente:

Agente de seguros

La figura del agente de seguros, vinculado a varias entidades aseguradoras. Referida a aquellos mediadores que, de acuerdo con la legislación anterior, no se adaptaban plenamente ni a la figura del corredor de seguros, por carecer de la necesaria independencia, ni al agente de seguros, por no estar permitida su vinculación con varias entidades aseguradoras.

Dentro de los agentes de seguros, requiere especial mención la regulación de la mediación a través de las redes de distribución de las entidades de crédito. Se reserva la denominación de operadores de banca-seguros a esta forma de mediación, cuya regulación pretende contemplar una realidad consolidada en el mercado español y dotar a esta forma de distribución de mayor transparencia.

Por tanto, los agentes pueden de dos tipos:

  • exclusivos, es decir, los inscritos en el Registro de agentes de una sola entidad aseguradora con la que hayan firmado el contrato de agencia. Son las propias compañías las que se encargan de la formación continua de sus agentes exclusivos. No podrán ejercer como corredores ni como auxiliares externos a ellos.
  • vinculados: desarrollan la actividad de Mediación en seguros vinculada a varias entidades aseguradoras. Para poder ejercer deberán acreditar haber superado un curso de formación específico y una prueba de aptitud.

Corredores de seguros

Son corredores de seguros las personas físicas o jurídicas que realizan la actividad mercantil de mediación de seguros privados definida en esta Ley sin mantener vínculos contractuales que supongan afección con entidades aseguradoras. Ofrecen asesoramiento independiente, profesional e imparcial a quienes demanden la cobertura de los riesgos a que se encuentran expuestos sus personas, sus patrimonios, sus intereses o responsabilidades.

Además, deberán informar a quien trate de concertar el seguro sobre las condiciones del contrato que a su juicio conviene suscribir y ofrecer la cobertura que, de acuerdo a su criterio profesional, mejor se adapte a las necesidades.

Esta figura es la encargada de velar por la concurrencia de los requisitos que ha de reunir la póliza de seguro para su eficacia y plenitud de efectos.

De igual modo, están obligados durante la vigencia del contrato de seguro en que hayan intervenido a facilitar al tomador, al asegurado y al beneficiario del seguro la información que reclamen sobre cualquiera de las cláusulas de la póliza y, en caso de siniestro, a prestarles su asistencia y asesoramiento.

También se especifica que el pago del importe de la prima efectuado por el tomador del seguro al corredor no se entenderá realizado a la entidad aseguradora, salvo que, a cambio, el corredor entregue al tomador del seguro el recibo de prima de la entidad aseguradora.

En definitiva, los agentes de seguros realizan la actividad de mediación, pero están vinculados a una o varias entidades de seguros. En cambio, los corredores de seguros no tienen ningún vínculo con entidad aseguradora alguna. El corredor de seguros trabaja de manera independiente. Busca en el mercado cuál es el seguro que mejor se adapta a las necesidades del cliente.

Por eso contratar tu póliza a través de El Corte Ingles Seguros, es siempre una buena idea porque te garantizamos el mejor servicio al mejor precio.

¡Seguros no, segurísimos!