Los ladrones ven una oportunidad para robar en cualquier parte y en cualquier momento, pero hay ciertos meses del año que los ladrones parecen preferir para asaltar hogares.

SI bien los robos a viviendas se intensifican en invierno, agosto también es un mes donde se produce un pico en este tipo de delitos.

“Los robos en los hogares en España” es un informe elaborado por Unespa y que forma parte de la edición “Memoria social del seguro”.

Especial cuidado en la protección de los hogares deben tener las personas que viven en zonas de la costa este del país. Según este informe, las viviendas situadas en la costa mediterránea son las más asaltadas por los amigos de lo ajeno.

Aunque Madrid también se encuentra entre las provincias donde se roban casas con más asiduidad.

El informe también analiza la intensidad de la gravedad de este tipo de incidentes. Son en los meses de diciembre, enero y agosto, coincidiendo con épocas de vacaciones navideñas o estivales. Parece que son en estos periodos del año cuando los ladrones de casas realizan los robos más llamativos.

Según las comparativas realizadas sobre casas aseguradas, Tarragona sería la provincia donde más probabilidades hay de que una casa sea asaltada. Le siguen Madrid, Murcia, Toledo y el resto de provincias levantinas. En esta última zona del litoral, hay que pensar que muchas personas cuentan con una segunda vivienda para pasar sus vacaciones y que se mantienen vacías durante bastantes meses a lo largo del año, por lo que la seguridad de los hogares en estas provincias es especialmente vulnerable en invierno.

Por otro lado, el informe también pone de manifiesto las ciudades que menos robos de casas sufren a lo largo del año. Son Navarra, Orense y Palencia, provincias de interior donde la seguridad en los hogares aumenta respecto a otras zonas del país. A pesar de ello, cuando se produce un asalto en Orense, los estudios realizados indican que este puede llegar a ser de mucha más gravedad que en el resto de provincias.

En cuanto a la cuantía de las pérdidas que puede provocar un robo de una casa en España, las cantidades oscilan entre los 1.000 euros y los 1.500 euros.

Un buen seguro de hogar puede protegerte y cubrir los gastos ocasionados en este tipo de incidentes en el hogar. Eso y tomar las precauciones necesarias para proteger nuestro hogares de robos, como pueden ser la instalación de alarmas, rejas en las ventanas o comprobar que todos los puntos de acceso al interior del hogar están bien bloqueados, puede evitarte sustos innecesarios.