El espíritu navideño parece no contagiarse en los amigos de lo ajeno. En los meses de diciembre y enero hay movimiento en los hogares y los robos en las casas pueden aumentar. Es habitual que sus habitantes salgan de vacaciones o se desplacen a otras casas de seres queridos, dejando la suya sola por más tiempo de lo normal.

Protege tu casa de robos en Navidad, ya que en esta época los ladrones aprovechan las ausencias de los habitantes de cada hogar para entrar.

Hay ciertas pautas de seguridad para el hogar que puedes seguir para lograr evitar sustos:

  • Siempre que salgas de casa, recuerda dejar bien cerradas todas las ventanas y la puerta. Evita cualquier paso por el que los ladrones puedan acceder.
  • Una casa solitaria es una tentación para los ladrones. Si te vas a ausentar por varios días, lo más recomendable es que, desde fuera, parezca que la casa está habitada. Puedes dejar alguna luz encendida o no bajar todas las persianas del todo, señal de que no hay nadie.
  • Otra señal de que una casa lleva varios días deshabitada es la acumulación de correspondencia en la puerta o el buzón. Si tienes la posibilidad, solicita la ayuda de algún vecino de confianza que pueda recoger tu correo en tu ausencia.
  • Otra forma de proteger tu casa de robos en Navidad es evitar dejar a la vista objetos de valor o dinero. Si no logras evitar que los ladrones entren, al menos, no se lo pongas en bandeja.
  • En las casas individuales del tipo de los chalets o casas adosadas, una buena medida de seguridad para el hogar puede ser la instalación de un sistema de alarmas.
  • La instalación de rejas en las ventanas puede ser muy eficaz para evitar robos en casa, sobre todo en aquellos hogares en plantas bajas.
  • Evita proporcionar información que pueda ser utilizada en tu contra. Si posees un patrimonio de valor en casa, no lo comentes. Si vas a salir de vacaciones, no lo publiques en redes sociales ni lo divulgues en charlas, menos aún si hablas con desconocidos. Toda esa información puede ser utilizada por un ladrón para que elija tu casa como próximo objetivo.

Si a pesar de todas estas medidas de seguridad para tu hogar, no logras evitar que los ladrones entren en tu casa, nunca te enfrentes a ellos. Trata de colaborar en todo para que no se pongan nerviosos y pide ayuda en cuanto puedas.