La comunicación verbal cuando nos referimos al entorno laboral se ha perdido bastante. Incluso para conseguir una entrevista de trabajo, el correo electrónico es la plataforma para poder darte a conocer. La primera impresión vamos a llamarlo.

A diario puedes recibir cerca de 40-50 correos electrónicos entre la publicidad, newsletter a las que estamos suscritos, trabajo, correo no deseado… Y una cosa que quiero destacar de esta “era email” es la importancia que tiene que te lean y te contesten. Apunta estos trucos para que ocurra:

1. Muy importante el asunto. Es lo primero que se puede leer, y es el principal responsable de que abran nuestros mails. Tiene que llamar la atención, intenta resumir en 3 o 4 palabras la temática del correo.

2. Darte a conocer. Cuestión muy importante también. Esta bien que no te quieras andar con rodeos, pero siempre es elemental saludar al receptor y si no nos conoce, presentarnos de forma básica pero educada.

3. Se conciso. Imagínate que esa persona a la que le estás enviando el correo electrónico recibe muchísimos a lo largo del día. Debes resumir el asunto a tratar, siempre siendo educado, y dando las gracias. Intenta ser original ya que eso llamará la atención y eso será un punto a favor para contestarte.

4. La despedida. Hay personas que no lo ponen, pero finalizar un correo electrónico con un “Espero tu respuesta, un saludo. Gracias” es ideal. No es negativo decir que aguardas su respuesta.

5. Se paciente. Si no recibes contestación inmediata no te vuelvas loco y envíes otro correo. Da un margen de tiempo mínimo de 48 horas antes de volver a escribir..