El lenguaje corporal o lenguaje no verbal siempre ha sido un enigma para todos aquellos que no prestan atención a los gestos y miradas de las personas. Es un lenguaje clave para poder interpretar, sin que haga falta mediar palabra, relaciones laborales, de amistad, un trato simple con la gente, etc.

Apunta las siguientes 8 tácticas para leer y analizar el lenguaje corporal:

-Cejas levantadas:

Varios factores pueden ser los culpables de hacer que levantes las cejas, la preocupación, la sorpresa o el miedo. Entonces durante una conversación puede indicar que la otra persona no está siendo sincero.

-Contacto visual prolongado:

Mirar a los ojos fijamente durante mucho tiempo en una conversación puede indicar que esa persona te esté mintiendo o, por otro lado, que le resulte muy interesante lo que le estás contando. El hecho de mentir se nota en la mirada tensa y que apenas pestañea.

-Temblor de piernas:

Cuando una persona tiene temblor en las piernas puede significar que se encuentra con ansiedad, irritación…

-Piernas cruzadas:

Se trata de una actitud defensiva y cerrada, aunque es una posición muy común entre las chicas mientras están sentadas, por ello, en un contexto social se puede relacionar con que le interesa la conversación.

-Tocarse la nariz:

Este gesto denota que la persona que lo realiza está mintiendo, pero en otras ocasiones puede significar que está enfadada o molesta.

-Tocarse la oreja:

Este gesto significa el deseo de bloquear o no escuchar las palabras que se están oyendo. Pero si el gesto se produce durante una conversación entre dos personas, puede significar que esa persona se cree que le ocultas algo.

-Asentir con la cabeza:

Se trata del gesto contagioso. En la mayoría de los casos tiene un significado positivo ya que comunica interés y acuerdo. Existen ocasiones en la que si el gesto se realiza varias veces indica que no quiere escuchar más.

-Apoyar la barbilla sobre las manos:

Según la posición de las manos palma abierta Vs palma cerrada puede indicar diferentes cosas:

Abierta puede tener un significado de aburrimiento o falta de interés. Y palma cerrada puede significar que la persona está evaluando lo que se dice o se hace.