Los alimentos ricos en hierro para la anemia permiten compensar la falta de este mineral en la sangre, que es vital para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

La falta de hemoglobina (proteína rica en hierro) en los glóbulos rojos, e incluso un bajo nivel de estos glóbulos componentes de la sangre, es lo que origina que una persona padezca anemia.

Además, los glóbulos rojos son los encargados de transportar el oxígeno en nuestro cuerpo, por lo que la falta de hierro hace que esta función no se realice correctamente. Es por ello que las personas que padecen este problema muestran, por lo general, fatiga, cansancio, palidez en el color de la piel y sensación de falta de aire al respirar, entre otros síntomas más variables como pueden ser taquicardias, hinchazón de piernas o trastornos digestivos.

Para tratar la anemia se debe localizar la causa de la falta de hierro en  la sangre y posteriormente volver a restablecer los niveles correctos de este mineral. Para ello, el médico será la persona más adecuada para recomendar, si fuesen precisos,  los medicamentos necesarios. A veces será suficiente con añadir a la dieta, alimentos ricos en hierro para la anemia. En otras ocasiones, estos alimentos servirán de refuerzo al tratamiento con medicamentos.

Algunos alimentos ricos en hierro para la anemia son:

  • Carne roja y pescados como por ejemplo la sardina o la pescadilla.
  • Crustáceos como por ejemplo almejas, o mejillones y chirlas.
  • Especias como albahaca, laurel, comino, eneldo, orégano, canela y romero.
  • Maíz y cereales cuya base sea de maíz.
  • Lentejas.
  • Huevos de gallina.

Como puedes comprobar, existen alimentos ricos en hierro para la anemia, de origen animal y de origen vegetal. El hierro de origen animal es de más fácil absorción que el de origen vegetal. Existen alimentos, como las frutas ricas en vitamina C (por ejemplo el jugo de limón) que favorecen la absorción del hierro contenido en alimentos ricos en este mineral. Combínalos para que la absorción del hierro sea facilitada.

Si padeces anemia, consulta a un nutricionista experto en la materia para saber cómo incluir en tu dieta de la mejor manera estos alimentos ricos en hierro.