No es ningún secreto que realizar deporte activa nuestro organismo y neuronas y, si lo hacemos por la mañana, estaremos más activos durante todo el día notando una notable mejora del rendimiento tanto académico, en caso de estudiantes, como laboral.

La gente suele pensar que el deporte te deja más cansado una vez realizado pero, lo cierto es, que por la mañana disponemos de mucha más energía para practicarlo y su efecto en nosotros es el contrario, ¡pasaremos el día a cargados de energía!

Además, ayuda a mejorar la salud a pasos agigantados. Las personas más exitosas e influyentes del panorama mundial afirman que suelen levantarse sobre las 6 de la mañana (cuando todavía es de noche) para practicar deporte y pensar sobre el día que se avecina. ¡La visualización puede llevarte al éxito!

Si te hemos convencido y vas a cambiar tu rutina de deporte de última hora de la tarde a primera hora del día, estos son los beneficios que notarás al poco tiempo de empezar.

  • Mayor concentración y rendimiento: lo puedes tomar como tu momento de meditación, durante la práctica de deporte, puedes hacer un plan mental de toda la jornada que te espera.
  • Mejora la autoestima y confianza en un@ mism@ ante nuevos retos.
  • Quema más grasa ya que tu estómago (aunque hayas desayunado) todavía no ha ingerido mucho alimento y el cuerpo se recargará con la grasa que te sobra.
  • Elimina el estrés y te ayuda a racionalizar y a ser consecuente con los problemas del día a día afrontándolos mejor.
  • Fortalece y tonifica todos los músculos del cuerpo. Cuanta más energía inviertas, más energía tendrás.
  • Si antes de salir de casa has de sacar al perro, ¡puedes practicar deporte con él! Hacerlo aporta cantidad de beneficios para los dos.

El almuerzo de media mañana será más que merecido y lo disfrutarás como nunca ;).