En pleno otoño y con el curso escolar en pleno rendimiento, se multiplican los casos de otitis entre los niños. El mayor contacto de los menores en las aulas, las bajas temperaturas y los resfriados son los principales causantes de que estas infecciones tan molestas ataquen a los más pequeños, pero ¿ cómo prevenir la otitis infantil ? Veámoslo.

La otitis media es un síndrome con distintas maneras de presentarse que a veces se confunden y que consiste en la presencia de exudado o líquido en el oído medio que puede o no dar síntomas, como dolor o fiebre. Los niños que podrían tener una mayor predisposición son aquellos que sufren infecciones virales de forma más frecuente. Afortunadamente, los episodios de otitis se reducen con la edad debido a la maduración de las estructuras del oído y a una menor incidencia de las infecciones respiratorias de las vías altas en los niños más mayores.

El tratamiento de la otitis media aguda solía basarse en los antibióticos, pero en la actualidad existe un consenso de gran parte de la comunidad médica en tratar sólo con analgesia los casos en los que el cuadro clínico no es grave. Sólo cuando transcurridas 48 horas el síndrome no ha mejorado se deben aplicar los antibióticos. Las otitis aparecen de forma habitual durante el periodo escolar debido al mayor riesgo de contagio en las aulas de las infecciones respiratorias virales y en los meses de invierno en los que la gripe está más activa.

Y aunque es un trastorno muy común, existen normas básicas de salud que pueden prevenir la infección:

  • Evitar los ambientes de tabaquismo, ya que el humo de tabaco condiciona todos los procesos inflamatorios del aparato respiratorio y se ha asociado con las condiciones crónicas.
  • La lactancia materna en los primeros meses de vida se ha asociado con menos episodios de otitis media. Una alimentación variada y equilibrada también contribuye a la salud de los más pequeños.
  • Retirar el chupete en los niños de más edad, ya que el movimiento de succión genera presión sobre el oído.
  • Cumplir el calendario de vacunaciones. La vacunación frente al neumococo puede evitar las otitis causadas por este germen, la segunda causa de otitis bacteriana en la infancia.