A día de hoy, muchas de nosotras recordamos con cariño a aquellas madres (o familiar con misión de madre) que nos aconsejaban en plena adolescencia no bañarnos en la piscina cuando teníamos la regla. Si esa teoría hubiera sido 100% cierta, hubiéramos muerto todas de cortes de digestión, ¿no? Ahora todas estamos mucho más y mejor informadas, pero, humor aparte, si existen determinadas cosas que mejor no deberíamos hacer con la regla para favorecer el fin de ciclo.

¡Todo lo que sea cuidar nuestra salud debemos tomarlo 100% en serio! Mucho más nosotras y nuestras hormonas, nuestras hormonas y nosotras.

¿Qué consejos suelen dar los especialistas en relación a los días de la regla?

  • Depilación con cera o láser. Cuando tenemos la regla los niveles de estrógeno tienen da bajar y, por tanto, nuestros dolores o molestias tienden a intensificarse. Sobre todo en zonas como las axilas o ingle.  
  • La actividad física excesiva puede provocar calambres más intensos o incluso mareos, Ten en cuenta que son días en los que estarás más débil, aun así, puedes continuar con tus rutinas normales sin problema. ¡Cada mujer es un mundo!
  • Para evitar bacterias, no deberías estar más de 4 horas sin cambiar tu protección, sea de tipo que sea.
  • Si evitas las comidas con mucha sal ayudarás al cuerpo a no retener demasiados líquidos y por tanto tendrás menos hinchazón y calambres.
  • No por estar con la regla puedes tener relaciones sexuales sin protección y estar libre de embarazo, ¡nunca se sabe!
  • La sensación de frío favorece al dolor en el abdomen y, si eres propensa a ello… mejor andar calentita.
  • La aspirina es anticoagulante, mejor evítala. Si tienes dolores hay medicación específica para tratarlos.
  • No duermas boca abajo y evita posibles golpes en el pecho ya que esos días te dolerán.

Si esos dolores aparecen cada mes durante un largo tiempo prolongado acude a tu ginecólogo de confianza, quizá necesitas un tratamiento hormonal para regular la menstruación.