Para cuidar de la salud, tan importante es evitar el sedentarismo y fomentar la actividad física como descansar bien. Por ello, es fundamental adquirir ciertos hábitos saludables para poder descansar mejor.

Lograr un correcto descanso depende de múltiples factores. La calidad del descanso es fundamental para sentirnos bien. De nada sirve dormir muchas horas si ese sueño no es reparador y no cumple su función correctamente.

A continuación, te mostramos algunos hábitos saludables para descansar mejor. Si tienes problemas para dormir, quizás modificando algunas pautas en tu rutina puedas lograr que esa situación mejore:

  • Cuida tu dieta: realizar comidas pesadas puede provocar molestias estomacales y problemas para conciliar el sueño, sobre todo si realizas cenas demasiado copiosas. Procura cuidar tu dieta. Esta debe ser sana y equilibrada para tanto tu organismo como los mecanismos que activan la función del sueño funcionen de manera correcta.
  • Evita el estrés: es una de las lacras del siglo XXI. El acelerado ritmo de vida y la acumulación de responsabilidades provocan estrés y afectan al correcto descanso diario. Proteger tu salud contra el estrés es fundamental para ganar en calidad de vida y lograr un buen descanso.
  • Cumple con unos horarios estrictos: debes procurar acostarte y levantarte cada día a la misma hora. Seguir una rutina horaria te ayudará a conciliar mejor el sueño y a descansar mejor, ya que, de esta forma, se refuerzan los ciclos de sueño y de vigilia.
  • Practica ejercicio físico: libera estrés, mejora tu forma física y ayuda a descansar mejor durante la noche. Tras terminar de realizar ejercicio físico, sentimos excitación. Pero pasadas unas horas, el cuerpo se relaja. Por lo tanto, lo recomendable es realizar ejercicio físico por la mañana, para que cuando vayamos a acostarnos no nos sintamos muy activados y nuestro cuerpo se preste mejor a la relajación.
  • Cuidado con la siesta: descansar mal durante la noche puede provocar que a mitad del día nos sintamos rendidos. Una siesta tras la comida resulta, entonces, muy tentadora. Un hábito saludable para descansar mejor, sin duda, puede ser la siesta, pero siempre que no nos excedamos con su tiempo de duración. Lo recomendable es que no dure más de treinta minutos.

Implantando todos estos hábitos saludables para descansar mejor, seguro que lograrás conciliar mejor el sueño y que éste sea reparador. Proteger tu salud contra desvelos y falta de descanso depende en gran medida de ti; aunque si no te ves capaz de atajar el problema por ti mismo, lo mejor es que acudas a un especialista.