Según diversos estudios llevados a cabo durante este año, se ha advertido que la siniestralidad laboral ha aumentado un 2,87% más que en el mismo periodo de 2016 en España, registrándose un total de 657.169 accidentes laborales durante los seis primeros meses del año.

Otro dato a destacar es que la mortalidad ha disminuido ligeramente con una persona fallecida menos que durante el mismo periodo del año anterior. Las principales causas de fallecimiento durante las horas de trabajo han seguido siendo las habituales en años pasados:

  • Infarto de miocardio.
  • Derrame cerebral.
  •  Accidentes de tráfico.
  •  Aplastamientos o quedando atrapad@s.

Como podemos comprobar, problemas de salud como infarto de miocardio o derrame cerebral no tienen por qué estar directamente relacionados con la actividad que se está realizando en el trabajo pero, muchos seguros de accidentes las incluyen en las pólizas para garantizar una mayor protección del asegurado y su familia. Puede darse la situación de que cualquier tipo de infarto (al cerebro o al corazón) u otra dolencia grave pueda venir provocada por un problema de estrés en el trabajo. En ese caso, un seguro de accidentes ha de tomar partida en el asunto para garantizar la protección del asegurado y su familia (en caso de muerte). 

Los sectores en los que más accidentes laborales se han registrado durante los primeros 6 meses de 2017 en España han sido: el sector servicios, industria, construcción y sector agrario siendo en el sector de la construcción donde más ha aumentado la tasa de mortalidad.

Contratar un seguro de accidentes supone una protección básica para ti y tu familia ante cualquier imprevisto que suceda durante las horas de trabajo.