El blog de los seguros de El Corte Inglés

Porqué me duelen los riñones

Porqué me duelen los riñones Vida Saludable

Si te duelen los riñones, puedes pensar que es simplemente un dolor de lumbar, pero puede estar provocado por otras causas. No nos duelen los riñones por llevarlos al aire como nos decían las abuelas, ni van a enfermar por no llevar la espalda cubierta.

El dolor puede aparecer como una molestia en un solo lado, en la zona lumbar e, incluso, en la parte superior del abdomen o en el costado. Ante cualquier molestia lo mejor es acudir a un médico especialista para que determine las causas.

Los principales factores de riesgo para desarrollar una enfermedad renal son la diabetes, la presión arterial alta, la enfermedad cardíaca, y los antecedentes familiares de fallo renal.

Es fácil confundir los síntomas de un dolor de riñones y con uno muscular. Y es probable que podamos pensar de que se trata de algo grave y sin embargo sea algo de origen es muscular, especialmente cuando el dolor se calma con reposo o con estiramientos. Pero si solo se alivia con medicación, lo más probable es que la causa de la molestia sea alguna afección del riñón.

Curiosamente frente a lo que la gente piensa, los riñones se localizan cada uno a cada lado de la columna vertebral, cerca de la parte media de la espalda, no en la zona lumbar, más bien debajo de la caja torácica.

Estos órganos son los encargados de filtrar la sangre, mantenerla limpia y químicamente equilibrada. A diario procesan unos 190 litros de sangre, para eliminar unos 2 litros de desechos y de exceso de agua en el cuerpo, a través de la orina. Cuando se producen fallos en este órgano, el riñón deja de filtrar la sangre, por lo que las sustancias que se encargaba de regular, como las de desecho o el exceso de agua, comienzan a retenerse en el organismo, haciendo que tóxicos como la urea y la creatinina se acumulen en la sangre.

Por tanto, lo que produce una infección en la orina es la presencia de gérmenes, así como determinados hábitos, pero no tiene nada que ver con el frío. Aunque si es cierto que si no te abrigas la espalda puedas tener una lumbalgia, pero éste no se trataría de un dolor renal, sino más concretamente de una contractura de la musculatura cercana a los riñones.

Cómo reconozco una dolencia renal

Si tenemos ciertos síntomas que acompañan al dolor también pueden ayudar a un especialista para determinar cuál puede ser la razón del problema. Algunas de estas señales que nos den indicios para pensar que estamos ante un problema renal son:

  • Cambios en la orina
  • Fatiga
  • Desorientación
  • Retención de líquidos
  • Abundante sangre al orinar
  • Náuseas y dolor de cabeza

En el caso de tratarse de un dolor producido por un cólico, son muy característicos, y que pueden ser tan fuertes como los de un parto, y se diferencian claramente de un malestar en la zona lumbar. Cuando tienes un cólico te duele mucho la zona, tienes ganas de vomitar y te encuentras mal. De hecho, es un proceso que inicialmente no duele, debido a que el depósito de sales, fundamentalmente de calcio, está en la parte interior de los riñones. Mientras que este está pegado al riñón, el cálculo no duele, pero al soltarse para salir por la orina puede ser muy doloroso hasta que es expulsado.

Cuidado de los riñones

Aunque determinadas enfermedades renales no se pueden prevenir, podemos cuidar nuestra salud para proteger a nuestros riñones. Por ejemplo, procura vigilar las proteínas de las dietas hiperproteicas, ya que, si se hacen sin el asesoramiento de un nutricionista y sin justificación estarás forzando los riñones, y empeorando su estado.

Procura evitar las grasas malas, ya que dañan tu sistema circulatorio, y por tanto son perjudiciales para el corazón y los riñones. Lleva una dieta equilibrada, aumenta el consumo de grasas buenas y limita alimentos como los fritos y los ultraprocesados.

No abuses de los fármacos, ya que hay una tendencia a consumir en exceso medicamentos tan comunes como los antiinflamatorios como un ibuprofeno y generan toxicidad y los riñones se resienten.

Tener un peso controlado es importante ya que influye en la salud renal. Según la Sociedad Española de Nefrología, el sobrepeso y la obesidad causan enfermedades como la diabetes e hipertensión que dañan los riñones.

La salud bucodental también es importante para cuidar los riñones ya que enfermedades como la periodontitis liberan sustancias que lo perjudican al riñón y pueden duplicar el riesgo de enfermedad renal.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.