El blog de los seguros de El Corte Inglés

Primeros síntomas de varicela en adultos

Primeros síntomas de varicela en adultos Vida Saludable

La varicela, es una de esas enfermedades pasajeras y contagiosas que solemos asociar a los niños, pero, nada más lejos de la realidad. ¡En la edad adulta sus síntomas suelen ser mucho más fuertes!  Es más, tanto en bebés como en embarazada, adultos o personas con pocas defensas, ¡puede hasta ser mortal! No debemos quitarle la importancia que tiene porque ya la hayamos pasado…

En adultos, los síntomas son más fuertes y también más duraderos. Entre los primeros síntomas más comunes y reconocibles en una primera inspección para nuestros médicos están: 

  • Fiebre
  • Dolor abdominal y malestar general, en adultos, viene a ser algo parecido a una gripe fuerte.
  • El símbolo, por excelencia, de la varicela son los granitos y, su primera aparición, suele darse, en la mayoría de los casos en la cara. Estos “granitos” son denominados como “vesículas” y, en primer lugar, aparecen como puntos rojos hasta que, poco a poco, van llenándose de pus para, posteriormente vaciándose y formando heridas. ¡Todo ello mientras pican sin parar! Nada agradable que digamos…
  • El tórax y las extremidades suelen ser las siguientes partes afectadas llegando incluso a aparecer vesículas en cuero cabelludo, partes íntimas e inclusive garganta. ¡Qué horror!
  • También comenzarás a notar debilidad muscular, más cansancio de la cuenta, como decíamos, algo parecido a una gripe.

Te preguntarás, ¿cómo he llegado yo a esto si de pequeño me salvé? Pues, simplemente adquiriendo el virus a través del aire cuando una persona infectada ha tosido o estornudado. Por ejemplo, un día en el centro de salud… ¡Ni más, ni menos! Cuando menos te lo esperas…

Si te notas estos primeros síntomas, ¡vuela a tu médico!

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.