El blog de los seguros de El Corte Inglés

Qué es el shiatsu

Qué es el shiatsu Vida Saludable

Ahora que la gran mayoría trabaja desde casa nos encontramos molestos y cargados por las posturas corporales del día, especialmente por carecer de una silla adecuada. Esta sobrecarga incluso nos puede irritar y sabemos que la mejor solución es hacer una terapia.

Dentro de todas las opciones posibles entre los masajes es importante saber cuál necesitamos o que más se ajusta a lo que demandamos. Una de ellas es el shiatsu.

Habrás escuchado múltiples veces hablar de esta, pero es posible que desconozcas sus orígenes y beneficios. 

Orígenes del shiatsu

Esta técnica es originaria de Japón y desciende de la tradición China. El shiatsu es una antigua terapia que basa sus beneficios en conseguir la correcta canalización de la energía vital (denominada Chi) mediante la presión ejercida con los dedos y las palmas de las manos, en determinados puntos clave de nuestro cuerpo.

Hay constancia de que la práctica del shiatsu nace principios del siglo XX, más concretamente en el año 1912, cuando Tokujiro Namikoshi desarrolló una técnica de presión con los pulgares y las palmas de las manos para tratar la artritis reumatoide que padecía su madre.

Al igual que sucede con otras técnicas orientales como la acupuntura, se basa en el principio por el cual el estado de salud de una persona dependerá en gran parte de cómo fluya la energía vital por su cuerpo. Este proceso se realiza a través de unos canales denominados meridianos.

Si se aplica cierta presión sobre estos meridianos con las palmas y los dedos de las manos, especialmente con los pulgares, podremos reconducir y mejorar la circulación de la energía y, por tanto, nuestra salud.

Del igual maner, el shiatsu también está relacionado con otras prácticas orientales como el taichi o el yoga ya que tiene un nexo en común con estas dos técnicas: su esencia radica en conseguir que mantengamos el cuerpo en una posición correcta y que realicemos los movimientos conjuntos a nuestra respiración de manera consciente y precisa.

El shiatsu, tomando todos los conocimientos actuales sobre la postura corporal se ha convertido en una interesante terapia para mejorar tanto la postura corporal como el bienestar personal.

Incrementa la relajación

Como hemos comentado, esta técnica se centra en lograr una correcta canalización de la energía vital. Esta energía es denominada de manera diferente según el país donde se haga, se llama Chi en China y Japón y Prana en la India.

Para conseguir una correcta canalización de la energía por medio de esta técnica, hay que presionar en diferentes puntos estratégicos del cuerpo con los dedos y las palmas de las manos. Esta técnica puede relacionarse con la digitopuntura.

Sus beneficios son múltiples y sobre todo ayudan a incrementar la relajación, estimulan la circulación, equilibra el sistema nervioso, además de mejorar el estado de ánimo. También produce un alivio del dolor, siendo este último motivo el que más pacientes atrae a probarla.

Una sesión de shiatsu suele durar sobre una hora u hora y media, y en ella el terapeuta presionará con sus dedos o manos puntos específicos del paciente en función de sus necesidades.

Para escoger los puntos del cuerpo sobre los que realizar la terapia, el especialista se centra en los meridianos, los puntos sobre los que fluye la energía y que además se relaciona cada uno de ellos con un órgano.

Se dice que el que prueba esta técnica suele repetir. Eso sí, es muy importante que siempre recurramos a un especialista autentico, ya que un masaje dado por una persona que desconoce cómo realizarlo puede ser contraproducente y empeorar nuestro estado.

Tu privacidad es nuestra prioridad

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines estrictamente funcionales, permitiendo la navegación en la web, así como para fines analíticos, para mostrarte publicidad en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación (p. ej. páginas visitadas) y para optimizar la web. Clica AQUÍ para más información. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar cookies” o configurarlas o rechazar su uso clicando en “Configurar cookies”.

Estrictamente necesarias

Estas cookies son necesarias para facilitar la correcta navegación por nuestro sitio web y aseguran que el contenido se carga eficazmente, permitiendo la correcta utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existen. Se incluyen cookies analíticas anónimas y agregadas para hacer recuento del tráfico del sitio y las páginas visitadas. 

Analíticas y optimización

Estas cookies son propias o de terceros que nos permiten optimizar tu experiencia en el sitio web, evaluando su rendimiento y mejorar añadiendo nuevas funcionalidades. 

Publicidad comportamental

Estas cookies son utilizadas para almacenar información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada. Gracias a ellas, podemos conocer los hábitos de navegación en el sitio web y mostrar publicidad relacionada con el perfil de navegación del usuario.