Correr o hacer running está de moda. Es gratis, tiene muchos beneficios para el organismo, y engancha.

La Organización Mundial de la Salud ha querido transmitir su preocupación por las numerosas adicciones que está creando el deporte, más de 100.000 personas en España padecen vigorexia, también conocido como adicción a practicar deporte.

En el caso de las personas que practican running, se ha comprobado que, en los últimos tiempos, los casos adictos a correr se han multiplicado debido al estrés diario. Estos deportistas utilizan el running como válvula de escape.

Pero, ¿Qué provoca la adicción a correr?

Los psicólogos coinciden en que la práctica de deporte genera endorfinas y el hecho de trabajar la resistencia desarrolla un patrón mental de ir más allá y superarse cada vez más. Es un placer lo que se siente, y a veces ese placer se convierte en obsesión.

El exceso de horas de entrenamiento o práctica puede ser una importante señal de alerta o por ejemplo otro caso sería el ultra control de todo lo que ingiere. Normalmente un adicto al deporte consume alimentos ricos en carbohidratos y proteínas limitando al máximo la ingesta de grasas.

Para evitar esta obsesión, y caer en la trampa de la runnorexia intenta practicar este deporte con gente y relaciónate con otros corredores.