Además de la ortodoncia fija tradicional, con sus brackets y arcos metálicos, las versiones con gomas de colores, brackets de cerámica, o diversos materiales de distintos tonos, los tipos más populares y actuales de ortodoncias que ofrecen excelentes resultados son:

INVISALIGN

Es un paladar transparente y extraíble, sin rastro de metal, que mueve la dentadura con suavidad. Las fundas Invisalign se hacen a medida para cada paciente y cada una moverá tus dientes poco a poco, cambiándolas generalmente una vez a la semana.

Ya que no hay aros o soportes de metal, Invisalign es muy discreto. Lo mejor de todo es que puedes quitártelo para disfrutar de todos los alimentos que serían difíciles de comer con una ortodoncia fija. Solo has de asegurarte de usarlo un mínimo de 20 horas al día.

BRACKETS AUTOLIGABLES

Son muy similares a los aparatos fijos tradicionales que los ortodoncistas han utilizado para enderezar los dientes durante décadas. Sin embargo, ahora están disponibles con piezas transparentes o de cerámica, lo que los hace mucho menos visibles.

También usan una especie de clips en lugar de bandas elásticas para sujetar el arco de alambre en su lugar. Esto crea menos fricción y facilita el cepillado y mantener los dientes limpios durante el tratamiento.

BRACKETS LINGUALES

Estos se adhieren en el lado lingual de su dentadura. Nadie los ve, pero trabajan para enderezar los dientes desde la parte interior de los mismos. Este sistema lingual es y funciona como una ortodoncia fija, utilizando brackets y aros metálicos para mover los dientes gradualmente, pero no se aprecia prácticamente. En este caso, además, los brackets se fabrican a medida para adaptarse a las formas irregulares y particulares de cada diente, porque lo que si buscas una ortodoncia discreta, esta es tu opción.

¿Quieres informarte de qué seguros tienen cobertura dental?. Pincha aquí