Llega el verano y seguro que estás buscando los mejores trucos para ponerte morena de forma rápida y segura. Porque ¿a quién no le gusta lucir un bonito bronceado y además poderlo mantener durante el invierno? Lee atentamente los siguientes trucos para ponerte morena sin que la salud de tu piel se vea perjudicada. Piensa que exponerte al sol durante muchas horas seguidas y sin proteger tu piel no va a conseguir, al contrario de lo que muchas personas creen, que luzcas un bronceado bonito y duradero. De hecho, lo único que lograrás son quemaduras molestas, poco estéticas y peligrosas para la futura salud de tu piel.

  • Antes de tomar el sol, debes preparar tu piel. Exfoliarla e hidratarla es muy importante para eliminar piel muerta que obstaculizaría el efecto de los rayos sobre nuestro cuerpo. Por otro lado, hidratar nuestra piel a diario con cremas  evitará que se reseque y pierda rápidamente el moreno adquirido.
  • También puedes ayudar a mantener una buena hidratación de la piel bebiendo mucha agua y consumiendo gran cantidad de frutas y verduras.
  • Protege tu piel con protector solar siempre. Otro de los trucos para ponerte morena protegiendo tu piel es alternar la aplicación de dicho protector con la de crema bronceadora.
  • Existen alimentos que potencian la generación de melanina (pigmento que oscurece la piel). La zanahoria es el más conocido, pero también el pimiento rojo, la espinaca, el melocotón, la sandía, la naranja y la calabaza.
  • Exponte al sol 20 minutos cada día. Es preferible tomar sol poco tiempo durante muchos días. Tumbarte 6 horas bajo el sol puede ser peligroso para tu piel.
  • Para lucir un buen moreno en invierno, existen métodos más artificiales que también pueden resultarte efectivos. En el mundo de la cosmética hay una gran variedad de productos autobronceadores. Elije el más acorde al tono de tu piel.

Recuerda que la salud siempre debe estar por encima de la estética. Antes de cometer imprudencias consulta con tu dermatólogo. Él sabrá aconsejarte mejor que nadie los trucos para ponerte morena.